Luis Ángel Rosadilla: «Retomar negociaciones será decisión del gobierno y la Alianza Cívica. Yo allí no puedo hacer nada»

A través de operadores políticos el régimen ha mandado mensajes a la Alianza Cívica diciendo que vuelven a las negociaciones solamente para que firmen petición de suspensión de sanciones.

OEA

Luis Ángel Rosadilla, enviado especial para las negociaciones en Nicaragua con la dictadura. LA PRENSA/JADER FLORES

Luis Ángel Rosadilla, delegado de la Organización de Estados Americanos (OEA) como testigo y acompañante de las negociaciones entre la Alianza Cívica y el régimen de Daniel Ortega, dijo este jueves que retomar la mesa de mesa conversaciones dependerá de ambos sectores.

«Volver a las conversaciones será decisión de ellos, nada más.  Yo allí no puedo hacer nada. Solamente ellos pueden decidirlo. Una vez se pongan de acuerdo, yo estaré allí», expresó Rosadilla a LA PRENSA.

El pasado 20 de mayo, la Alianza Cívica, decidió suspender la mesa de negociaciones por el incumplimiento del régimen de Ortega de cumplir los acuerdos logrados en la mesa de negociaciones a finales de marzo, los cuales consistían en la liberación de los presos políticos y la restitución de los derechos y garantías constitucionales.

De acuerdo a los datos de la Alianza Cívica, aún faltan por liberar a 89 presos políticos para completar la liberación de todos los detenidos, quienes han sido secuestrados por el régimen, por protestar cívicamente, demandando la democratización de Nicaragua.

Lea: Daniel Ortega ha incumplido todos los acuerdos firmados con la Alianza Cívica

La agenda presentada por la organización opositora ha consistido en libertad, justicia y democratización, así como la creación de una verdadera comisión de la verdad que investigue todos los crímenes y hechos violentos protagonizados por la policía y paramilitares al servicio de la dinastía Ortega-Murillo.

Régimen pone condiciones para retorno de conversaciones

Fuentes de la Alianza Cívica revelaron a LA PRENSA que por medio de sus operadores políticos, el régimen ha mandado dos mensajes a su contra parte en las negociaciones.

«Una es que su regreso a la mesa de conversaciones será únicamente para que firmemos el visto bueno de la suspensión de las sanciones y el otro mensaje es que ellos no saben de los 89 presos políticos que aún faltan por excarcelar», reveló la fuente a LA PRENSA.

La fuente explicó que el régimen aún sigue poniendo trabas para ganar tiempo «pero esto empeora aún más la situación de ilegitimidad del régimen».

Además: Alianza Cívica continuará demanda para elecciones anticipadas

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: