Zona de Strikes: Los Yanquis en nuevo intento por atrapar la gloria

Los Yanquis buscan picheo, pero se han armado con bateo para intentar alcanzar otra vez la gloria de octubre, aunque por ahora el camino es distante

Jonathan Loáisiga

Edgard Rodríguez C.

Después de ver a los Yanquis quedar a solo una victoria de la Serie Mundial en el 2017, la sensación que quedó en el ambiente del beisbol fue que era inevitable el avance de la tropa neoyorquina al clásico de otoño en el venidero 2018.

En lugar de mirar hacia el mercado en busca de piezas para armar un plantel competitivo, los Yanquis habían visto hacia sus sucursales y con un llamativo grupo de jóvenes pelearon hasta el final en la Serie de Campeonato.

Los Astros debieron emplear siete juegos para deshacerse de una tropa liderada por los chavalos Aaron Judge, Luis Severino y Gary Sánchez. De modo que el salto a la gloria parecía inminente en el 2018, pero no fue así.

Y aunque los Yanquis fueron un equipo de 100 triunfos en el 2018, Boston entró en estado de gracia y nada lo detuvo en su persecución de la gloria de octubre en una de las más memorables faenas en la historia de los Medias Rojas.

“Algo pasa con estos Yanquis, pero para mí les falta el fuego que suelen tener sus equipos”, indicó Pedro Martínez, el exastro del montículo y un analista para ESPN ahora. Y tenía razón. Quedaron fuera en cuatro juegos en los playoffs.

El equipo de ahora no solo ha exhibe el fuego y la fuerza que identifica a estas tropas, sino que se ha sobrepuesto a 14 jugadores lesionados y su estructura y su ritmo ganador no se ha resentido todavía.

Los expertos consideran que a los Yanquis les falta un abridor de cabecera, alguien que infunda temor en el corazón de sus rivales, pero si no llegaran a conseguirlo, no hay duda que darán la pelea con lo que tienen a mano.

Edwin Encarnación, líder en jonrones en la Liga Americana, es el último agregado a un plantel que comienza a recibir a buena parte de sus jugadores que estaban lesionados y desde ya se anticipa más fuego en su alineación.

Octubre está demasiado lejos y el camino está lleno de espinas con unos Rays que se resisten a perder la ilusión de regresar a la Serie Mundial y un Boston que ya comenzó a mostrar la dentadura y que es el actual campeón.

¿Podrán los Yanquis en este 2019? Eso está por verse. Aún queda demasiado terreno por caminar.

Sigue a Edgard Rodríguez en Twitter: @EdgardR

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: