«Lo mío no fue una detención, fue un secuestro, la orden era desaparecerme». El testimonio del joven que fue marcado con las siglas FSLN en su espalda

Los parapolicías se mantenían encapuchados y vestían de camisa, pantalón y botas negras. Siempre se mantuvieron con "armas de alto calibre", detalló la víctima

leonardo rivas

Leonardo Rivas, de 23 años, junto al abogado Julio Montenegro al momento de interponer la denuncia. LA PRENSA/CORTESÍA

«Fui secuestrado, robado, ultrajado, violentado mis derechos, violentado mi cuerpo tanto físico, psicológico y sexualmente», relató Leonardo Rivas Guevara, secuestrado durante seis días por parapolicías del régimen orteguista.

Rivas Guevara fue secuestrado el 10 de junio entre las una y dos de la madrugada. Sus agresores irrumpieron el lugar donde él laboraba y dormía, en Carretera Sur, y lo golpearon hasta dejarlo desmayado.

La víctima recobró la consciencia cuando se encontraba en una estación policial. «Fui procesado en el sentido que me tomaron fotos, me entrevistaron, me desnudaron y golpearon en ese lugar. Luego de eso, otra vez estuve inconsciente y cuando recobré el conocimiento estaba en un casa», relató el joven de 23 años.

Una vez que llegó a esa casa particular, Rivas Guevara detalló que estaba en un cuarto vacío donde había una sola silla  e instrumentos de tortura. «Lo mío no fue una detención, fue un secuestro, la orden era desaparecerme. Vinculándome a la desestabilización y destrucción del país… me estaban haciendo interrogatorio, preguntándome donde había armas, donde estaban los muertos y secuestrados», compartió.

Durante el tiempo que Rivas Guevara estuvo como prisionero, los parapolicías -de los que también formaban  extranjeros, según aseguró la víctima- lo mantuvieron drogado,  torturado y bajo interrogatorios. Los agresores se mantenían encapuchados y vestían de camisa, pantalón y botas negras. Siempre se mantuvieron con «armas de alto calibre», detalló.

Le Recomendamos: Tenía seis días desaparecido. Fue torturado, rapado y marcado con las siglas FSLN en su espalda

«Al final, fui marcado con las siglas del desgobierno del FSLN en mi espalda como si fuera una bestia, una propiedad de ello», manifestó el exatrincherado de la UNAN Managua, quien señaló que no logró ver el objeto con que lo marcaron, pero sentía «jincones» como si se tratase de un cortopunzantes.

Para él, su secuestro evidencia la «incapacidad y el odio» que tiene la dictadura de Daniel Ortega contra quienes protestan cívicamente y demuestran su desacuerdo a la forma que tiene de reprimir al pueblo.

«Lo único que he hecho es protestar cívicamente, es demostrar mi inconformidad contra el régimen», agregó.

Investigación falsa de la Policía Orteguista

Leonardo Rivas Guevara también denunció una «investigación falsa» que realizó la Policía Orteguista en cuanto a su secuestro. La PO interrogó a sus familiares y amigos por el paradero del joven. «Andaban haciendo una falsa investigación de mi secuestro, ellos no tenían nada qué investigar, ellos lo sabían todo. Interrogaron a mi familia y amigos buscando culpables, cuándo ellos bien saben quiénes son los culpables, cuando tenían coordinación con ellos», refutó.

Y añadió: «En un momento de tortura me pusieron un audio de mi mamá y me decían que ellos la tenían, y que yo tenía que dar información que ellos pedían o si no ella iba a desparecer, que de mí dependía si ella aparecía viva o la liberaban».

Rivas Guevara fue dejado frente a la empresa Kola Shaler, en Carretera Sabana Grande, en la madrugada del pasado domingo 16 de junio. Lo dejaron semidesnudo y amarrado de sus pies.

Además: CPDH registra 1,400 denuncias contra la Policía Orteguista en cinco meses

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: