Se vence plazo de la Nica Act para decidir sanciones a funcionarios orteguistas

Este jueves se cumple el plazo para que las agencias de seguridad y de inteligencia de EE. UU. presenten un informe sobre los funcionarios del régimen de Ortega, lo que servirá para aplicar las sanciones individuales que establece la Nica Act

La Nica Act también implica la restricción de los préstamos en las instituciones financieras internacionales.

El jueves 20 de junio se cumple el plazo de 180 días para que las agencias de seguridad y de inteligencia de Estados Unidos presenten un informe detallado sobre los funcionarios del régimen de Daniel Ortega que son violadores de derechos humanos o están involucrados en actos de corrupción, lo que servirá para aplicar las sanciones individuales que establece la ley de sanciones Nicaraguan Investment Conditionality Act, mejor conocida como Nica Act.

El informe será presentado el viernes 21 de junio por el jefe de la diplomacia de Estados Unidos, Mike Pompeo, ante el Congreso de Estados Unidos, lo que para el analista político Eliseo Núñez Morales es prueba del grado de importancia que le da Estados Unidos a la situación de Nicaragua.

Sanciones continuarán

Núñez manifestó que las sanciones individuales y la aplicación de la Nica Act ya se han venido dando en la práctica y seguirán más sanciones individuales. Hasta ahora existen siete familiares y funcionarios de Ortega sancionados, entre ellos la primera dama y cogobernante, Rosario Murillo; su hijo Laureano Ortega; su consuegro y jefe de la Policía, Francisco Díaz, entre otros.

Lea además: Estados Unidos sanciona a Rosario Murillo, el corazón de la dictadura, y a Néstor Moncada Lau por corrupción y violación de derechos humanos

La Nica Act también implica la restricción de los préstamos en las instituciones financieras internacionales, se exceptúa el financiamiento para proyectos que promueven la democracia y las necesidades básicas del pueblo nicaragüense, según la disposición.

Núñez dijo que esto ya se venía cumpliendo en la práctica, a través de la suspensión de los créditos a Nicaragua de parte del Banco Mundial (BM) y del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Lea además: Rosario Murillo habla de paz, pero fomenta el odio

El analista político agregó que el efecto de las sanciones se ha visto en los movimientos que ha tenido que hacer el régimen, como cerrar Banco Corporativo SA (Bancorp), ligado a los negocios de la empresa Alba de Nicaragua SA (Albanisa) y manejado por allegados a la familia presidencial Ortega-Murillo.

El politólogo José Antonio Peraza dijo que esos 180 días también fueron un plazo para que el país sancionado recapacite sobre el curso de sus violaciones.

Plazo para presentar informe

La Nica Act detalla que a más tardar en 180 días, después de promulgada la misma, el secretario de Estado en coordinación con el subsecretario de Estado de Inteligencia e Investigación, el secretario del Departamento del Tesoro y el director de Inteligencia Nacional, deberá presentar a los comités del Congreso correspondientes un informe sobre la participación de altos funcionarios del Gobierno de Nicaragua, incluidos los miembros del Consejo Supremo Electoral (CSE), la Asamblea Nacional y la Corte Suprema de Justicia (CSJ), involucrados en violaciones de derechos humanos, actos de corrupción significativa y lavado de dinero.

Puede leer: Orteguistas resienten sanciones de Estados Unidos a cúpula sandinista

Esos informes también deberán ser presentados a los comités de Relaciones Exteriores y la Comisión de Asignaciones, en ambas cámaras legislativas (Senado y Cámara de Representantes), la Comisión de la Banca, Vivienda y Asuntos Urbanos; y el Comité de Servicios Financieros.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: