Las opciones de Cristofer González si no pelea con Edwards: Un combate en Nicaragua o en el exterior

Meses atrás el promotor Pablo Osuna hablaba con mucha decepción de Cristofer González porque sentía que estaba divorciado del gimnasio. Esa imagen ha ido cambiando. “Ahora Cristofer González ha estado entrenando y si no ha peleado es porque don William Ramírez lo ha pedido”, explicó Osuna, representante de Nica Boxing. Y es que todavía existe […]

Cristofer González y Charlie Edwards. LAPRENSA/ARCHIVO

Meses atrás el promotor Pablo Osuna hablaba con mucha decepción de Cristofer González porque sentía que estaba divorciado del gimnasio. Esa imagen ha ido cambiando. “Ahora Cristofer González ha estado entrenando y si no ha peleado es porque don William Ramírez lo ha pedido”, explicó Osuna, representante de Nica Boxing. Y es que todavía existe incertidumbre en el caso de Charlie Edwards y Julio César Martínez y, según la información manejada por su apoderado, el Látigo debía estar preparado por si no llegan a un acuerdo para tomar el lugar del mexicano e ir por la revancha. “Esta semana el futuro de González debe estar definido”, sentenció.

Te puede interesar: Cristofer González no peleará en Nicaragua, aguardará a la revancha

Han pasado seis meses desde la última pelea de Cristofer González cuando perdió el cetro mundial de las 112 libras en Reino Unido en lo que fue una sorpresa ante Charlie Edwards. Osuna menciona que la prioridad es seguir trabajando con el CMB. “La idea es seguir de la mano con el CMB, pero no seamos tontos, si surge una oportunidad y su manejador don William Ramírez ve que es adecuada se tomaría. El Consejo Mundial de Boxeo priorizó la defensa mandatoria que la clausula de revancha que nosotros teníamos. Si Cristofer no pelea ahorita con Edwards lo hará después y nosotros haríamos un combate en Nicaragua o en el exterior”, explicó Osuna.

Al Látigo se le fue de golpe la euforia del cetro, así de improvisto como lo consiguió, cuando noqueó a Daigo Higa en Japón. Posterior a su primera defensa ante Paddy Barnes parecía ser invencible en esa categoría. Joven con 24 años de edad, con unas manos de hierro y un físico sobrado para las 112 libras, la historia de González estaba destinada al éxito, pero su falta de entrega en el gimnasio le pasó factura. Habrá que esperar si el Látigo aprendió la lección, pero después de mucho silencio está empezando a hacer ruido, algo que todavía se sigue esperando de Román “Chocolatito” González.

Te puede interesar: Zona de Strikes: Cristofer González no tuvo fuego en su boxeo

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: