Madres de Bluefields denuncian que cuatro jóvenes fueron llevados bajo engaño a Costa Rica

Un sujeto apodado "Lágrima" se los habría llevado a los jóvenes bajo las promesas de trabajo, paseo y jugar futbol

Marlene Paiba, madre del joven de 17 años de edad, John Franco Paiba, llevado bajo engaño a Costa Rica. LA PRENSA/ EDUARDO CRUZ

Las madres de cuatro jóvenes de Bluefields denunciaron en la Policía de esta ciudad que fueron llevados bajo engaño a Costa Rica, a unos con la promesa de trabajo y a otros de ir a pasear solamente, pero ahora no saben qué es de ellos.

Una de las madres, Marlene del Carmen Paiba, de 35 años de edad, indicó que su hijo, John Franco Paiba, de 17, salió de su casa el pasado jueves 13 de junio, cerca de las 8:00 de la noche, con un bolso y diciendo que se iba a Costa Rica con «Víctor», un hombre que 15 días atrás ya había intentado llevárselo sin éxito debido a la oposición de Marlene Paiba.

Lea además: Policía Orteguista secuestra a un manifestante que participaba en el plantón por los presos políticos en La Modelo

El lunes pasado, John Paiba llamó a su papá para decirle que le dijera a su mamá que está bien, pero al querer Marlene Paiba comunicarse con él, el joven cortó abruptamente la llamada. Ahora, tras indagaciones de Marlene Paiba, resulta que «Víctor» es supuestamente alguien llamado Jason Peralta, a quien le dicen «Lágrima» porque tiene tatuadas unas lágrimas cerca del ojo derecho.

De acuerdo con el portal web La Costeñísima, son cuatro en total los jóvenes de Bluefields que fueron sacados de sus viviendas con engaños con la proposición de ir a trabajar a Costa Rica, John Paiba, y a otros con el fin de ir a jugar fútbol al municipio El Sauce, en el departamento de León.

Otros jóvenes fueron identificados por La Costeñísima como José Yonael Vargas Rodríguez y Keyshawn Jamal Campbell Morice, de 16 años. Hay un cuarto joven que no está identificado aún.

José Yonael Vargas. LA PRENSA/ TOMADA DE LA COSTEÑÍSIMA

De acuerdo con Marlene Paiba, el hijo de ella no llevó su cédula de identidad. Tampoco la llevaba Campbell Morice. Sin embargo, la Policía le confirmó a Paiba que ya su hijo había pasado la frontera de Costa Rica con los coyotes y le pidió que no denunciara el caso públicamente, pero ella está desesperada.

Keyshawn Jamal Campbell Morice. LA PRENSA/ TOMADA DE LA COSTEÑÍSIMA

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: