Reforma fiscal ha provocado fuertes alzas en los precios al consumidor

El monitoreo de Funides y Cosep revela que desde las casas comerciales hasta en los panificadores el alza de precio al consumidor osciló entre el 5 y el 36 por ciento

El Banco Central lleva 9 meses sin publicar estadísticas sobre el turismo. LAPRENSA/J. Flores

Ante una eventual evaluación del impacto de la reforma fiscal que puso en vigencia el dictador Daniel Ortega a finales de febrero, el sector privado presentó ayer el VI monitoreo de las actividades económicas, el cual revela que el brutal ajuste tributario en tres meses ha provocado un fuerte aumento de precio, incremento en los costos productivos, mayor desempleo y una profundización de la recesión económica.

El monitoreo elaborado por la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) y el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) revela que desde las casas comerciales hasta en los panificadores el alza de precio al consumidor osciló entre el 5 y el 36 por ciento.

Lea más en: Instituto Nicaragüense de Energía aplica alza de 9.7 por ciento en el primer semestre de 2019

El reporte indica que casi la totalidad de sectores monitoreados (25) incrementó sus costos de producción por el impacto de la reforma, lo que causó que 12 de los 25 sectores trasladaran dichos incrementos de costos al consumidor.

“Nosotros lo que estamos observando de acuerdo a los resultados del monitoreo es que con la reforma tributaria las empresas han visto una presión al alza en sus costos operativos, pero estos aumentos de los costos operativos no todos están siendo trasladados al precio al consumidor, por ejemplo, los exportadores que son tomadores de precios no pueden hacer eso, en caso de los productos de consumo interno está a decisión si la empresa puede trasladar parte de estos costos operativos al consumidor, porque es la única manera que les permite continuar operando y hay otros que no lo hacen porque creen que su producto es muy sensible al incremento de precios”, detalla Funides.

Puede leer: Las exportaciones de Nicaragua son las que más caen en Centromérica, según el BID

Agregó que las empresas que no han trasladado el precio al consumidor han sacrificado su rentabilidad, pero que a largo plazo la situación será insostenible.

Costos de producción se elevan

El monitoreo indica que los costos de producción en las mercancías de exportación se encarecieron entre un 2 y un 20 por ciento, siendo la palma africana, la producción de leche y el café los más afectados.

Lea además: Diez farmacias aún permanecen cerradas por represalia del régimen orteguista

Mientras que en los productos de consumo interno, los costos productivos incrementaron entre un 1 y un 21 por ciento, en este caso los más afectados fueron: los hoteles grandes, la formulación y distribución de agroquímicos, cuero y calzado y las bebidas alcohólicas.

¿Qué fue lo que más les afectó con la reforma?

La mayoría de los empresarios encuestados señala que de las medidas de la reforma tributaria, lo que más les afectó fue el cambio en la alícuota del Pago Mínimo Definitivo, seguido por la modificación en la exención del Impuesto de Valor Agregado (IVA), así como el Impuesto Selectivo de Consumo (ISC), y por último, el cambio en las exoneraciones a los productores.

Le puede interesar: Autoridad del Gran Canal adquirió deuda por 35.9 millones de córdobas con Bancorp

Además los sectores encuestados prevén que en lo que resta del año, producto de la reforma habrá un aumento en la informalidad, el mercado negro o de contrabando, la corrupción institucional y la delincuencia, si la reforma sigue tal y como está planteada.

“Como respuesta a dicha reforma, los sectores monitoreados indican que las principales estrategias y medidas a tomar incluyen la búsqueda de reducción de costos y en general de la estructura productiva, despidos adicionales, traslado parcial de costos a precios, compra de materias primas a precios más bajos y cambios en el modelo de negocios”, detalla el informe.

También: Producción acuícola y pesquera registra fuertes caídas en Nicaragua y deja menos ingresos

El régimen ambiciona recaudar este año con la reforma fiscal 10,168.6 millones de córdobas (unos 317 millones de dólares) para cubrir el déficit del Presupuesto Público 2019. Antes que fuera aprobada la reforma, la dictadura propuso que se diera una revisión técnica cada tres meses, ese plazo se cumplió el 28 de mayo y hasta el momento se desconoce si el régimen está haciendo esa evaluación.

Al respecto, Funides dice que tienen una posición clara sobre que la ley debe reformarse o derogarse.

Por su parte, José Adán Aguerri, presidente del Cosep, manifestó que si no hay una salida a la crisis sociopolítica, “vamos a seguir viendo como se profundiza los problemas del país en todos los ámbitos, en el ámbito político, en el ámbito social, en el ámbito económico”.

Además: Régimen de Ortega cede y revisa con importadores excesivo cobro de la DGA en bebidas

“La confianza sólo podrá restablecerse a través de una negociación que permita acuerdos que generen un cambio en el rumbo que llevamos y con acciones de corto y largo plazo que reduzcan el riesgo país y permitan restablecer la confianza de los consumidores, los empresarios, los inversionistas, los turistas locales y extranjeros, los depositantes en el sistema bancario y demás agentes económicos”, resaltó el Cosep en su sexto reporte.

Perspectivas de consumo interno por el suelo

El impacto de la reforma fiscal ha agudizado la caída del consumo interno, según el VI monitoreo de Funides y Cosep, hasta abril 2019 (un mes después de haber sido aprobada la reforma). Los sectores que prevén que las ventas empeoren son turismo (turoperadoras, hoteles y restaurantes), distribución de equipos médicos, cuero y calzado, agencias de publicidad, materiales de construcción y panificación.

Asimismo, las perspectivas de venta en mayo, junio y julio no son nada alentadoras, pues de 14 sectores encuestados, diez esperan una caída entre 7 y 95 por ciento.

El VI monitoreo detalla que la reforma tributaria está actuando como un obstáculo a las actividades económicas, frenando cualquier intento de dinamismo económico, “profundizando la crisis y permitiendo que esta se contraiga aún más que el -3.8 por ciento registrado en 2018. Es decir, las medidas tomadas por el Gobierno son contrarias a lo que debería de hacerse durante una recesión, con lo que se está provocando mayor pérdida de empleo, cierre de empresas y sucursales, y más pobreza”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: