Secretaría General de la OEA reclama a Ortega «liberación total» de los presos políticos

"Resulta imperativa la liberación total y el cierre de causas judiciales para dichas personas y para quienes debieron salir del país a raíz de los acontecimientos iniciados el 18 de abril de 2018", reclamó la oficina de Luis Almagro

OEA, Luis Almagro, Nicaragua, presos políticos

La Policía Orteguista siguió reprimiendo y secuestrando a manifestantes. LA PRENSA/ Roberto Fonseca

La Secretaría General de la Organización de Estados Americanos (OEA) exige al dictador Daniel Ortega liberar a todos los presos políticos, mientras el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, aboga por restaurar la democracia en Nicaragua.

La OEA, presidida por el uruguayo Luis Almagro, se pronunció este jueves sobre la crisis en Nicaragua reclamando al dictador Ortega, que aún mantiene presos políticos en las cárceles, su libertad inmediata.

Lea además: Régimen orteguista no cesa asedio, represión y secuestros en Nicaragua

En el pronunciamiento oficial de la OEA, referido al vencimiento del plazo de los noventa días para que se liberara a todas las personas detenidas en el contexto de las protestas ciudadanas desde abril del 2018, no se expresa directamente que la dictadura de Ortega incumplió lo pactado, pero sí hay una fuerte exigencia de que mientras hayan presos políticos, “no resultará posible recuperar el camino de la democracia, la paz y la justicia en el país”.

Por su parte, Pompeo abordó este jueves con la canciller de Canadá, Chrystia Freeland, la importancia de apoyar la restauración de la democracia en Nicaragua, que es la demanda de millones de nicaragüenses que piden justicia y libertad.

Además abordaron la situación humanitaria que enfrentan los venezolanos bajo la dictadura de Nicolás Maduro.

Liberar a todos los presos políticos

“La existencia de presos políticos es incompatible con la democracia y el Estado de Derecho” y, por lo tanto, la Secretaría General del organismo continental “solicita la liberación de toda persona presa por motivos políticos, independientemente del momento de su detención o de la carátula de su expediente judicial”.

Le puede interesar: Subsecretaria de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental recuerda a Daniel Ortega que tiene pendiente “restitución de las libertades fundamentales”

El pasado 18 de junio venció el plazo del acuerdo firmado con la opositora Alianza Cívica (AC) y el régimen de Ortega para que todas las personas detenidas por su participación en las protestas antigubernamentales fueran liberadas, lo que incluye la anulación de los procesos judiciales.

Desde la firma del acuerdo, y en diferentes momentos, han salido (no liberados) más de seiscientos manifestantes, pero los jueces al servicio del dictador Ortega no cierran los procesos de estos casos y hasta han reprogramado los juicios de varios ciudadanos, por lo que aún estas personas siguen como rehenes del régimen.

Lea También: Policía Orteguista secuestra a dos jóvenes tras finalizar misa de aniversario por el asesinato de Marcelo Mayorga en Masaya

Además, en las cárceles siguen 84 presos políticos a los que el régimen se niega a liberar, atribuyéndoles delitos comunes, cuando las madres, familias y la AC han demostrado que fueron secuestrados sin orden judicial por la Policía Orteguista (PO) y paramilitares, siempre por su vinculación con las manifestaciones ciudadanas que desde hace más de un año exigen la salida del poder de Ortega.

Cerrar causas judiciales

La OEA a través de su enviado especial, Luis Ángel Rosadilla, es testigo y acompañante en la mesa de negociación entre la Alianza Cívica y el régimen de Ortega, y conforme ese rol es que el secretario Almagro se ha pronunciado en torno al acuerdo de las liberaciones de los presos políticos. El representante del Vaticano, el nuncio Waldemar Sommertag, es el otro testigo y acompañante en esas conversaciones.

En el comunicado el organismo “saluda la excarcelación de los presos políticos” y que “los acuerdos hayan permitido que dichas personas puedan reencontrarse con sus familias”.

“Resulta imperativa la liberación total y el cierre de causas judiciales para dichas personas y para quienes debieron salir del país a raíz de los acontecimientos iniciados el 18 de abril de 2018”, reclama la Secretaría General de la OEA.

El régimen de Ortega aprobó su Ley de Autoamnistía para sacar a una parte de los reos políticos, especialmente a los líderes de las protestas, pero también incumplió su propia ley, porque no cerró los procesos judiciales y los mantiene amenazados con ser encarcelados de nuevo si insisten en las manifestaciones.

Restablecer plenos derechos

Al mantenerse los secuestros, el asedio, los hostigamientos a los opositores, la censura a los medios de comunicación independientes y limitados los demás derechos fundamentales, el secretario Almagro en el comunicado del organismo “expresa la urgente necesidad de restablecer plenamente las libertades en Nicaragua, incluyendo el derecho a la vida, la libertad, la libre expresión, el derecho de asociación y manifestación”.

El órgano continental “reafirma su disposición a continuar trabajando para que Nicaragua y los nicaragüenses puedan encontrar el futuro de democracia, paz, justicia, verdad, no repetición y prosperidad que merecen”.