Dalila Rugama gana el primer oro para Nicaragua en el Campeonato Centroamericano de Atletismo

Con el primer intento de los seis que tuvo ya sabía que sería campeona centroamericana. Sus 13.63 metros habían dejado fuera de posibilidades  a sus competidoras

Dalila Rugama haciendo el primer lanzamiento que le dio la medalla de oro. LAPRENSA/JADER FLORES

Ahí estaba Dalila Rugama, con el peso de la bala sobre el hombro y con su mano sosteniéndola para darle el impulso hacia las medallas, sus piernas haciendo el arco justo para sostenerse y potencializar su giro de cintura, los gestos del rostro como un reflejo de batalla y su mirada final, viendo en cámara lenta como desciende el peso a la grama.  Con el primer intento de los seis que tuvo ya sabía que sería campeona centroamericana. Sus 13.63 metros habían dejado fuera de posibilidades  a sus competidoras.

“Me sentí saludable, gané que era el objetivo, pero me hubiese gustado romper el récord nacional”, cuenta Rugama, también en poder de ella (13.73).  En el segundo y tercer intento no le salió el disparo como hubiera deseado, terminando en falta, en el cuarto bajó a 13.60, en el quinto volvió a fallar y en el sexto no pasó de 13.16. Curiosamente, es tanta la diferencia de nivel entre Rugama y el resto de competidoras de Centroamérica que con cualquiera de sus intentos le bastaba para coronarse.

La costarricense Haydee Grijalba se adueñó de la plata con 11.14 y la guatemalteca Karina Espinoza se agenció el bronce con 11.10. “La verdad es que siempre hay presión desde que te nombran abanderado. Es una prueba que llevo año y medio dedicada en un cien por cierto y mañana (hoy) me toca la jabalina que he entrenado menos. Es mi segundo oro en bala en Campeonato Centroamericano. Ya viniendo otros país se da el extra, pero en realidad en los evaluativos he venido mejorando constantemente, hace 20 días hice mi mejor marca que es el  récord y hoy pensé hacer algo mejor. Tenemos implementos nuevos y están lucios y se me dificultó el agarre”, explicó.

Además: Cubano Erasmo Palomo habla de los retos y cambios realizados en el voleibol de playa

Aaron Guadamuz irrumpió sorpresivamente en los 800 metros planos. El muchacho nicaragüense consiguió la medalla de bronce con 1:57.03, quedando detrás del panameño Chamar Chambers (1:50.89) y el costarricense Josué Murcia (1:55.02).

Aaron Guadamuz.

La decepción de la jornada fue Armando Moisés Colome, un joven nicaragüense que vino desde Estados Unidos, según lo había promocionado la Federación de Atletismo, era un posible medallista y con tiempos para quebrar el récord nacional de los 100 metros planos. No obstante, no sucedió ninguna de las dos cosas. Colome quedó eliminado en semifinales al no poder estar entre los mejores ocho de Centroamérica y avanzar a la final. Terminó con un tiempo de 11:19 con 10 corredores encima de él, el otro nicaragüense, Roy Rodríguez fue colero con 11:52.

Otras medallas

En la jornada de la tarde, Julio Flores consiguió plata en salto con pértiga al lograr un salto de 4 metros, 20 centímetros atrás del guatemalteco ganador del oro, Christian Sandoval. Carlos Arteaga en lanzamiento de martillo se colgó el bronce (52.82 metros) y Becker Jarquín finalizó tercero en salto triple con (13.51 metros), cabe señalar que en esta prueba solamente habían tres participantes.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: