María Esther López: «Si fuera presidente un día me pegaría un tiro. Todos los presidentes se corrompen»

También llamada “La reina del sabor nicaragüense”, es un ícono de la cultura popular, aunque de niña su sueño era convertirse en doctora

María Esther López

FOTO: Oscar Navarrete/ LA PRENSA

María Esther López tiene dos libros de cocina y un disco con 12 rectas cantadas. La chef de comidas nicaragüenses tiene 55 años y es popular en la cocina de los hogares nacionales por sus recetas culinarias. Se dio a conocer con el programa de TV El Clan de Picardía en 1997.

También lea: Mario Rocha: “El objeto más extraño que tengo es un trozo del muro de Berlín”

También llamada “La reina del sabor nicaragüense”, es un ícono de la cultura popular que desde 1979 empezó a vincularse a los medios de comunicación como libretista para radio; años después fue productora de TV con programas didácticos como la Liga del Saber e impulsó otros programas de corte cultural. Produjo el programa Nicaragua en mi Sazón que terminó en el 2015, pero sigue cocinando. Ahora comparte sus recetas en redes sociales y plataformas digitales.

Además lea: Anthony Matthews: “Me ponen nervioso los sapos”

¿Cuál fue la primera receta que preparó para el público?

Indio viejo.

¿Por qué le gusta tanto la cocina?

Me divierte, me entretiene y me permite compartir con los demás.

Si fuese un producto, ¿cuál sería su eslogan?

Ya lo tengo: “La reina del sabor nicaragüense”.

Puede leer: Norma Helena Gadea: “Mi superhéroe favorito es Alvarito Conrado”

Si pudiese saber solo una cosa del futuro, ¿qué preguntaría?

Si sigo siendo consecuente con las cosas que pienso y hago.

¿Qué quería ser de adulta cuando era niña?

Doctora.

¿Cuál era su juguete preferido de pequeña?

Una pelota de calcetín.

Lea: Pirulo Miranda: “A mí yo, dentro de 20 años, le preguntaría si le sigue gustando tanto la cerveza”

Si fuese capaz, ¿qué cambiaría en el mundo?

La forma de pensar de los políticos, que sean más humanos.

Refrán favorito.

Más sabe el diablo por viejo que por diablo.

¿Cuál es el objeto más raro que tiene?

Un servidor de alimentos que parece un ojo.

Además: Madelaine Caracas: “Siempre he querido ser un ave, como el pájaro azul de Rubén Darío”

¿Qué comida no puede rechazar?

Una sopa.

¿Practicó algún deporte?

Jugué quitbol, mucho tiempo fui capitana.

¿Ha estado a punto de morir? ¿Cómo?

Sí, en un accidente hace como 5 o 6 años, pero aquí estoy, vivita y coleando.

Puede leer: Yonarqui Martínez: “Lo que más me pone nerviosa es mi mamá enojada”

¿Qué olor la traslada a su infancia?

El de los frijoles cociéndose.

¿Toca algún instrumento musical?

La guitarra.

Si fuera presidente un día ¿qué haría?

Pegarme un tiro. Todos los presidentes se corrompen.

Lea: Levis Rugama: “Tenía temor de estar preso en la celda de castigo muchos años, quería morir”

¿Qué animal le gustaría ser y por qué?

Un pajarito, pero no en una jaula.

¿Cómo se describiría en tres adjetivos?

Auténtica, feliz y agradecida con Dios y mi pueblo.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: