Jorge Betancur, el centro delantero improvisado

Preocupado por la falta de un nueve en el futbol nicaragüense que se adecue al perfil de juego implementado, el técnico costarricense miró en él una alternativa

Jorge Betancur durante un entrenamiento con la Selección de Futbol. LAPRENSA/ JADER FLORES/ ARCHIVO

Desde la primera vez que llegó a la Selección de Futbol, Jorge Betancur sabía que lo llamaron para desempeñar un nuevo rol. El seleccionador nacional Henry Duarte le platicó sus planes de probarlo de centro delantero, una posición desconocida en su etapa profesional, pero con gusto ejercería porque el entrenador confiaba en él.

Puede interesarle: La ilusión sigue intacta: Nicaragua pretende cambiar su imagen con una victoria ante Bermuda

Preocupado por la falta de un nueve tradicional en el futbol nicaragüense que se adecue al perfil de juego implementado, el técnico costarricense miró en Betancur esas cualidades para que fuera una alternativa y le dio forma en amistosos contra Guatemala, Bolivia y Argentina, más el duelo de la Liga de Naciones contra Barbados.

El plan B

La idea de Duarte era tener un plan B si el delantero habitual, Jaime Moreno, se lesionaba como finalmente sucedió a menos de 15 días para la Copa Oro. La noticia de la ausencia del última nueve de la Selección no inquietó al técnico porque Betancur resolvió en los amistosos.

Betancur juega en cualquier parte del medio campo, sea por dentro o las bandas donde mejor se desarrolla por su velocidad y potencia. Una de sus cualidades es su capacidad para adaptarse a las circunstancias o necesidades. Se requería un jugador alto, de buen juego aéreo y aguantara el balón de espalda a portería a la espera de sus compañeros.

La prueba

La titularidad de Betancur en Copa Oro ha sido criticada por algunos aficionados porque no les satisface. No es igual a Moreno u otro nueve, pero cumple con la tarea encomendada: presiona a los centrales rivales cuando tratan de salir jugando, aguanta con dificultad, otra veces con éxito, el esférico y se ve que va mejorando. «Me estoy adaptando», señala.

«Hay momentos que uno tiene que hacer unos movimientos de delantero, y eso es lo que me ha estado faltando. Con los conceptos que me ha dado el profe Duarte trato de hacerlo», explica Betancur lo que falta trabajar para desempeñar mejor su función.

El equipo nacional no lleva goles en Copa Oro. Esa misión no le corresponde a Betancur, sino a todos sus compañeros, quienes dependen de sus movimientos para generar espacios o apoyos para el gol. A él como delantero le gustaría marcar, pero de momento hace lo que pide el seleccionador. «En cualquier momento llegará el gol».

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: