Azul y Blanco tuvo agresividad, pero termina sin goles en Copa Oro

La era Henry Duarte encumbró a una selección a las alturas en comparación con el pasado futbolístico del país, sin embargo, después del pico está la caída y da la impresión que en esta Copa Oro el equipo llegó más limitado, al terminar sin goles en su tercera participación. Hace 10 años se debutó en […]

Henry Maradiaga se vio mejor en la portería que Justo Lorente. LAPRENSA/AFP

La era Henry Duarte encumbró a una selección a las alturas en comparación con el pasado futbolístico del país, sin embargo, después del pico está la caída y da la impresión que en esta Copa Oro el equipo llegó más limitado, al terminar sin goles en su tercera participación.

Hace 10 años se debutó en esta competición y aunque no se ganaron partidos y tampoco se anotaron goles, el duelo contra México dejó un sabor que rescató la actuación del equipo porque no fue goleado como se imaginó, aunque solo llegó a defender su arco y proponer poco.

Te puede interesar: Choque contra la realidad, Haití manda a casa a la Azul y Blanco de la Copa Oro

En 2017 se llegaba con el fervor de la remontada contra Haití y a pesar de que chocamos contra una pared cuando Martinica pinchó el globo de la ilusión, se hizo un partido con mucho decoro frente a Panamá, cuando Carlos Chavarría abrió el marcador, lastimosamente, no se pudo sostener la ventaja y los canaleros remontaron (2-1).

Y ahora la expectativa de alcanzar el triunfo contra Bermudas no se concretó. Los caribeños no habían mostrado ante Haití y Costa Rica más que resistencia, se replegaron atrás para aguantar y buscar a la contra el gol. Ante Nicaragua la estrategia fue similar, pero ante un equipo endeble como el nicaragüense no dejaron pasar los errores y quebraron la ilusión de al menos marcar un gol de la Azul y Blanco, porque ganar hubiese sido mucha exigencia.

Duarte emocionado

En la conferencia de prensa, Henry Duarte se mostró contento. “Quiero felicitar a los jugadores porque hicieron un gran juego, cometieron algunos errores. Para mí es uno de los mejores juegos que he visto, desgraciadamente cometimos un par de pecados que en estos torneos no se pueden hacer. Mostramos el crecimiento. Nos falta definir situaciones en el área, nos faltó el push. Hay derrotas que demuestran muchas cosas. Tenemos jugadores rápidos, pero no tenemos a ese nueve o diez que defina, sacando los primeros 45 minutos de Costa Rica, luego reflejamos una evolución, fuimos al frente y perdimos pero es la única manera de ganar”, explicó en la conferencia de prensa al reportero Levi Luna.

Lea: La era Henry Durte atraviesa su momento de mayor tensión y prueba

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: