BCN pondrá en circulación nuevos billetes a partir del 8 julio. Tendrán menos probabilidad de falsificación

Los nuevos billetes están impresos en sustratos de polímero, lo que permite que sean más durables y con menos probabilidad de falsificación. Además de conservar los mismos colores y diseños actuales, los billetes miden de 156 milímetros  de longitud y 67 milímetros de altura. 

El Banco Central de Nicaragua anunció hoy la puesta en circulación de nuevos billetes de 500 y 1,000 córdobas a partir del 8 de julio de este año, los que vendrán reforzados y más seguros para evitar la falsificación de los mismos.

«Los billetes de 500 y 1,000 córdobas actualmente en circulación conservan su valor liberatorio, continuarán circulando y serán sustituidos conforme se vayan deteriorando», informó el máximo emisor bancario.

Los nuevos billetes están impresos en sustratos de polímero, lo que permite que sean más durables y con menos probabilidad de falsificación. Además de conservar los mismos colores y diseños actuales, los billetes miden de 156 milímetros  de longitud y 67 milímetros de altura.

Además ambos billetes contienen la firma del presidente del BCN y el titular de Hacienda y Crédito Público, explicó el BCN en un comunicado.

La novedad de estos billetes es que son de sustrato de polímero, mientras que los que actualmente están en circulación en esas denominaciones están impresos en «sustrato de papel de algodón»,  los que «conservarán su valor y continuarán circulando junto a los billetes nuevos, hasta ser retirados de manera gradual, conforme a su deterioro».

Según datos del anuario estadístico 2018, el 12.8 por ciento de todos los billetes que circulan en el mercado nacional son de la denominación de 1,000 córdobas y otro 53.3 por ciento son de quinientos córdobas. El restante se reparte en otras denominaciones.

Puede interesarle: Nicaragua tendrá billete de mil córdobas

Diseño de cada uno de los billetes, según explicación del presidente del BCN, Ovidio Reyes:

Billetes de 500 córdobas: Es de color rojo y el diseño destaca la Catedral de León en el anverso y el volcán Momotombo en el reverso, como el billete de 500 córdobas que ya se encuentra en circulación.

Las principales medidas de seguridad son las siguientes:

1. Spark live, que es un sello de tinta con efecto dinámico en el anverso y reverso del billete

2. Ventana compleja con cambio de color, que muestra la imagen de la flor de sacuanjoche

3. Impresiones en intaglio con microletras, son impresiones en relieve en el anverso

4. Imagen sombreada, con la denominación del billete en el anverso

5.  Imagen latente, con la denominación del billete en el anverso

6. Banda iridiscente IRIswitch, que es una banda vertical dorada en el reverso con la denominación del
billete al inclinarlo.

Lea además: Estafan a vendedores ocotaleano con presuntos billetes nuevos

Billetes de 1,000 córdobas: es de color verde y el diseño destaca la Hacienda San Jacinto en el anverso y el Castillo de la Inmaculada Concepción en Río San Juan en el reverso, como el billete de 1000 córdobas que ya se encuentra en circulación regular.

Las principales medidas de seguridad son las siguientes: 1. Spark live, que es un sello de tinta con efecto dinámico en el anverso y reverso del billete.

2.Ventana compleja con cambio de color, que muestra la imagen del árbol de madroño.

3. Impresiones en intaglio con microletras, son impresiones en relieve en el anverso.

4.  imagen sombreada, con la denominación del billete en el anverso.

5. Imagen latente, con la denominación del billete en el anverso.

6. Banda iridiscente IRIswitch, que es una banda vertical dorada en el reverso con la denominación del billete al inclinarlo.

Actualmente Nicaragua tiene en circulación billetes de 10, 20,  50, 100 y 200 córdobas impresos en polímeros, a los que ahora se sumarán los de 500 y 100 córdobas.

¿Dónde está el Rubén Darío en el billete de mil córdobas?  Aunque los billetes de mil córdobas comenzaron a circular en octubre de 2015, en diciembre del 2016 el Banco Central informó que en ese año habrían dos emisiones con diseños diferentes, uno de los cuales sería limitada.

«El primer diseño corresponde al billete de 1000 córdobas conmemorativo al centenario de la muerte del poeta Rubén Darío. Este billete tendrá una emisión limitada y empezará a circular a partir del 01 de diciembre de 2016», explicó en su momento el BCN.

El segundo diseño y es que realmente quedaría permanente, es precisamente el que está circulando y se adoptará en el billete de polímero. «El segundo diseño corresponde al billete de 1,000 córdobas de circulación regular, que  completa la emisión de la serie de billetes que comenzó a circular en octubre de 2015. Este billete empezará a circular a partir del 02 de enero de 2017», indicó.

Lea también: Banco Central de Nicaragua saca de circulación más de 2,487 millones de córdobas hasta abril para afrontar crisis económica

Descartan devaluación

El economista Sergio Santamaría consideró que la emisión de los nuevos billetes está dentro de las funciones que con regularidad realiza el Banco Central, con la finalidad de dotar de mayor seguridad el córdoba, pero además ayuda a reducir los costos debido a que si bien fabricar moneda con sustrato de polímero es más costoso versus el de papel algodón, lo cierto es que el primero es una inversión a mayor plazo.

“Dada la política monetaria que es contractiva, esto (la introducción de nuevos billetes) no se vislumbra en el corto plazo que suponga una mayor emisión de dinero o que suponga una mayor devaluación en cierne, sino que es un mecanismo de ir retirando de circulación aquel papel moneda que está en deterioro”, explicó Santamaría.

Insistió: “esto no supone que va haber una mayor devaluación en el corto plazo”.

Los temores que en las redes sociales se manifestaron ayer sobre una posible devaluación está explicado por la creciente incertidumbre que ha generado la crisis política en las actividades económicas y el sistema financiero nacional, lo que ha presionado al córdoba, cuya brecha cambiaria con respecto al dólar se ha ensanchando.

De hecho, el BCN informó que “esta emisión, que fue aprobada por el Consejo Directivo del BCN en octubre de 2017, persigue fortalecer la calidad y seguridad de los billetes tomando en cuenta los avances en tecnologías de impresión, abastecer la demanda del público por billetes de alta denominación y reponer aquellos que se retiran de circulación debido a su deterioro”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: