Policía Orteguista secuestra a hermano de presa política liberada en Managua

Carlos Alberto Matus Méndez de 19 años, es hermano de la presa política Karla Vanessa Matus Méndez, de 21 años, conocida como “La Flaca”.

carlos alberto matus

Carlos Alberto Matus, de 20 años, fue secuestrado por la Policía Orteguista en su casa de habitación en el sector del seminario de Fátima. LA PRENSA/Óscar Navarrete

Carlos Alberto Matus Méndez, de 19 años, hermano de la presa política Karla Vanessa Matus Méndez, de 21 años, conocida como “La Flaca”, fue secuestrado al mediodía de este lunes en su casa de habitación en el sector del Seminario de Nuestra Señora de Fátima, por Policía Orteguista (PO) y parapolicías, denunció su hermana.

Según su esposa Katherine Flores, cuatro policías y un parapolicía encapuchado entraron hasta el cuarto donde se encontraba Carlos Matus para llevárselo, sin decir los motivos. Afuera de la casa, le esperaba el oficial de apellido Sánchez, el encargado de la zona.

«Sánchez no me hagas esto, Sánchez no te lo llevés por favor», gritó desesperado el padre del joven, al momento de su detención.

Inmediatamente Teresa Méndez, madre de la víctima, fue al Distrito Tres de la Policía, que es el que les corresponde y le dijeron que ahí no lo tenían. También fueron al Chipote y tampoco le dieron información.

Méndez teme por la vida de su hijo y manifestó que la actuación de la PO es una forma de «desquite» por la excarcelación de su hija Karla.

“Mi hermano no ha tenido nada que ver en las protestas sociales. Tiene una niña de seis meses y se dedica a su familia, lo hacen en represalia contra mí. Exijo que aparezca mi hermano”, denunció Karla Matus.

Por su parte, el abogado Maynor Curtis, quien lleva el caso de Karla Matus, dijo que esta acción es una manera de amedrentar a los presos políticos excarcelados «porque realmente es difícil meterlos en miedo, lo miro como que ellos (la PO) quieren intimidar a los presos con la presión con los parientes».

El joven no posee antecedentes penales y trabaja como comerciante en venta de ropa, afirmó su familia.

Karla Matus fue acusada arbitrariamente de la quema de la casa en el Carlos Marx y fue excarcelada el 10 de junio.

“Desde que me sacaron de la cárcel la policía de civil se mantiene asediando a mi familia y ahora se llevaron a mi hermano”, dijo la universitaria.

Le Puede Interesar:«Fueron los paramilitares con la Policía». El crimen del Carlos Marx cumple un año de impunidad.

La joven estudiante de primer año de contabilidad asegura que no tiene nada que ver con ese incendio donde murieron cruelmente seis personas, entre ellos dos niños, porque para ese entonces ya estaba en Costa Rica porque era perseguida, debido a que estuvo atrincherada en la Universidad Politécnica (Upoli), bastión de rebelión universitaria durante la protesta cívica del año pasado.

La PO no ha parado de secuestrar a ciudadanos en todo el país por asuntos políticos, a pesar de los acuerdos firmados con la Alianza Cívica en la mesa del Diálogo Nacional en marzo pasado.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: