Nuevo paradigma de los CEO en Centroamérica

La implementación de inteligencia artificial llegará a sustituir muchas plazas de trabajo en un futuro, sin embargo, existen procesos y tareas que seguirán dependiendo de los humanos.

Cartas al Director, farsas electorales

En los mercados actuales, la disrupción es la única constante con la que los directores generales (CEO) pueden contar para dirigir sus organizaciones. En la opinión más de la mitad de los directores (52 por ciento en México y 64 por ciento en Centroamérica), de ser demasiado lentos, se exponen a la bancarrota, de acuerdo con el estudio Global CEO Outlook 2019 de KPMG.
A pesar de la guerra comercial y la incertidumbre que ocasionan temas geopolíticos, los líderes regionales están listos para buscar nuevas oportunidades que fomenten su propia agilidad en los negocios de cara a los próximos años.

La migración hacia una nueva mentalidad basada en resiliencia e innovación es vital para el nuevo rol del CEO, en una época en la que la ciberseguridad, los riesgos operativos y el cambio climático amenazan constantemente la estabilidad de las economías emergentes.

El constante dinamismo de factores macroeconómicos orilla a los líderes regionales a mantenerse actualizados y mejorar operaciones, para ir construyendo una organización proactiva al cambio, basada en estrategias que rompan con el modelo de negocios tradicional. Los directivos encuestados consideran que entre tales estrategias se encuentran las alianzas con otras organizaciones (26 por ciento en México, 33 por ciento en Centroamérica), dejando de lado otros factores que en el pasado cobraban más relevancia como el apetito de M&A en la región (16 por ciento en México, 20 por ciento en Centroamérica), con el fin de adquirir tecnología o tercerizar operaciones.

En esta línea, adquirir nuevas herramientas tecnológicas para mejorar una organización conlleva diferentes responsabilidades. Más de la mitad de los encuestados en la región opinó que una estrategia cibernética es prioritaria para generar confianza entre sus grupos de interés, por lo que los CEO deben ser capaces de no solo adoptar una visión ciber resiliente, sino también, incluirla en su cultura organizacional.

Esta tarea no es fácil. Los directivos deben tener en cuenta que los colaboradores necesitan capacitarse y adquirir nuevas habilidades con estas herramientas dentro de un mismo entorno de fallo rápido, para desarrollar iniciativas que convengan y soporten las métricas de crecimiento. Dos tercios de los encuestados (66 por ciento en México, 60 por ciento en Centroamérica) opinaron que esta cultura se ha implementado ya en sus organizaciones.

Cuando vemos capitalizadas las prioridades de los CEO en la región, no es sorpresa encontrar que, al considerar que se cuenta con una cultura en la que el personal está capacitado en su totalidad, las inversiones se dirigen al capital tecnológico y no al humano. La implementación de inteligencia artificial llegará a sustituir muchas plazas de trabajo en un futuro, sin embargo, existen procesos y tareas que seguirán dependiendo de los humanos. A pesar de que solo un pequeño porcentaje de empresas en la región han implementado inteligencia artificial en sus procesos (22 por ciento en México, 4 por ciento en Centroamérica), no se deberá perder de vista que los colaboradores son parte esencial para asegurar el éxito en una estrategia de crecimiento.

La capacidad de evolucionar hacia un pensamiento que tome en cuenta una visión integral para cumplir las necesidades de los mercados, sin descuidar el capital humano, debe de ser el primer paso que los líderes regionales deban dar para tomar ventaja de la actual situación de crecimiento en la economía global, que posa el interés de los inversionistas en las economías emergentes de América Latina y el Caribe.

Los autores son socios directores generales de KPMG en México y KPMG en Panamá.

mx-fmkpmgcentroame@kpmg.com.mx

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: