Fidel Castro «predijo en cierta forma», el estallido de la revolución cívica de abril, valoró el escritor Carlos Tünnermann

El estallido de la revolución cívica de abril del 2018, en contra de la dictadura Ortega-Murillo, sorprendió a todo mundo y continúa creando nuevas reacciones entre los literatos, cronistas y geólogos

Durante la presentación del libro de crónicas «VolcáNica» de la ecuatoriana Sabrina Duque, en el Centro Cultural Pablo Antonio Cuadra,  Carlos Tünnermann, escritor y miembro prominente de la Alianza Cívica por la Justicia y Democracia, reveló  que el dictador Fidel Castro cuando vino a Nicaragua a celebrar el primer año de la revolución sandinista en 1980 dijo que “Los pueblos son como los volcanes que estallan cuando menos se espera”.

Palabras que ahora se vuelven proféticas con el surgimiento de la revolución cívica de abril del 2018.

“Sucede como alguien lo había predicho, un famoso, que por cierto en esa época era barbudo que vino a Nicaragua cuando la revolución de 1980 y dijo: ´Los pueblos son como los volcanes que estallan cuando menos se espera´. Y así sucedió aquí el 18 de abril. Lo que menos que se esperaba estalló una revolución, esta vez cívica”, expresó Tünnermann.

Con relación al libro de Duque el escritor agregó: «Entonces ella hace un giro en su libro y habla de los nicaragüenses, que junto somos un volcán, que fue la consigna de una de las grandes marchas en Managua, “Juntos somos un volcán”. Y así es juntos somos un volcán”.

Las palabras del dictador cubano fueron pronunciadas durante su discurso para celebrar el primer año de la revolución sandinista en la Plaza 19 de julio, entonces situada frente a la Universidad Centroamericana, UCA, recordó Tünnermann.

Según el escritor, en cierta forma las palabras proféticas de Castro sobre los revoluciones volcánicas siguen vigentes, y se puede aplicar a la una revolución cívica de abril de Nicaragua.

Cabe recordar que en los inicios de las protestas en Mayo, el escritor Martín Caparrós visitó Nicaragua y luego publicó una extensa crónica para el New York Time con el título «El misterio de las revoluciones»,  en la cual concluye que “Lo bueno es que nunca nadie sabe” como terminan y como vuelven a empezar las revoluciones.

Lea: Inestabilidad social y política del país bajo la lupa de escritor Martín Caparrós

En año pasado también la escritora ecuatoriana Sabrina Duque recibió la Beca Michael Jacobs de crónica viajera 2018, por su  proyecto “Nicaragua, pueblos, lava y cenizas”.

Pero la autora terminó escribiendo «VolcáNica, con una doble mirada. En sus 12 crónicas la escritora habla sobre los volcanes y sus experiencias sobre el estallido social de abril, las que incorporó.

En una sinopsis el libro explica que: “Al igual que un volcán que hubiese estado dormido, ´los nietos de la revolución´ estallaron y, con ellos, inició una lucha pacífica en contra de la dictadura Ortega-Murillo, tan parecida a la de Somoza”.

Duque ausente en la presentación de su libro

Durante la presentación de VolcáNica, su autora Sabrina Duque estuvo ausente por motivos de salud, según dijo la poeta Gioconda Belli, quien ocupó su lugar.  A través de Belli, la escritora ecuatoriana se disculpó ante los presentes.

La poeta recordó que el libro de Duque fue presentado por ella y el periodista Carlos Fernando Chamorro recientemente en San José, Costa Rica, en el Festival literario Centroamérica Cuenta.

Pero en esta ocasión, Belli fue acompañada por Margarita Vannini, directora del Instituto de Historia de Nicaragua y Centroamérica (IHNCA), y Dionisio Rodríguez Altamirano, doctor en geología.

Para Belli, el libro de Sabrina, goza de valor literario, habla de los volcanes, pero también de asuntos cotidianos y sobre lo que sucedió en abril del 2018. Le gustó mucho y recomendó su lectura. No obstante, los pocos ejemplares que habían en las librerías se han agotado.

Por su lado Vannini comentó sobre los riesgos sísmicos que hay en Managua como ciudad en crecimiento, la cual no cuenta con los debidos sistemas de planificación y de prevención a tomarse en cuenta en el desarrollo de las urbanizaciones. Asimismo se refirió a los “desastres  no naturales” y las faltas de políticas de conservación.

También habló de la analogía entre los desastres naturales y los políticos. Revoluciones o eventos señalados en el libro como “explosiones sociales”, recurrentes que acompañan a las erupciones volcánicas.

Sobre el «estallido de abril» se preguntó que cómo fue posible que frente a todos los indicios que se tuvieron no se pudo predecir una “nueva dictadura, tampoco nos preparamos para esta nueva catástrofe”.

“No sé si es la política de dejar pasar, de borrón y cuenta nueva”, dijo Vannini en busca de una respuesta al «sismo» sociopolítico que aún sigue repercutiendo socialmente y demandando democracia, adelanto de elecciones libres y justicia basada en los derechos humanos.

Por su lado el geólogo Rodríguez Altamirano dijo que le impresionó la lectura de este libro que habla tanto de los volcanes como de los terremotos. También se refirió a temas propios de la vulcanología y sus peligros.

LA PRENSA/Arnulfo Agüero

Los escritores y los volcanes

Duque en su libro «VolcáNica»  se ha referido a un capítulo del libro de Tünnermann “Memorias de un ciudadano”, el cual se refiere a las ruinas de León Viejo y el Momotombo.

Para Tünnerman en ella se cumple también lo que escribió Rubén Darío, cuando el poeta dijo «cuando un periodista con amor lo que escribe, no solo es periodista, es un escritor». Y este libro de Sabrina Duque «está escrito con gran amor para Nicaragua”, resaltó el escritor porque se nota desde la primera página.

Otros poetas que han escrito sobre la monumentalidad, esplendor y rugido sonoro de los volcanes, además de Darío, han sido José Coronel  Urtecho y Ernesto Cardenal. Los nicas también están muy asociados a ellos”, resaltó el escritor.

Para Belli, los libros son tan importantes en estos momentos que vive Nicaragua, por su poder transformador y regenerador; y por la libertad que tienen de nutrirse de ideas, del mundo y sus personajes.

Este evento contó con el respaldo de la Pen Nicaragua y la Fundación Violeta Barrios de Chamorro. Todos los últimos martes de cada mes, habrá foros literarios.

Sabrina Duque, cronista y traductora

Por su proyecto proyecto “Nicaragua, pueblos, lava y cenizas”,  Sabrina Duque (Ecuador, 1979) recibió la Beca Michael Jacobs de crónica viajera 2018, otorgada por la FNPI-Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano y el Hay Festival Cartagena de Indias.

Cronista y traductora. Vivió en Alemania, Portugal y Brasil. Sus historias se tradujeron al portugués, italiano e inglés. Está entre los autores de Eduardo Galeano, «Un ilegal en el paraíso» (2016).

Colaboró con El Estado Mental (España), Gatopardo (Ecuador), Brecha (Uruguay), Mundo Diners (Ecuador), Folha de S. Paulo (Brasil), O Estado de S. Paulo (Brasil), Internazionale (Italia).

Y en los portales Storybench (Estados Unidos) y Gkillcity.com (Ecuador). Desde 2012 escribe para Etiqueta Negra (Perú). Finalista del Premio Gabriel García Márquez, 2015.