La amenaza fue directa: “La orden es que te desaparezcan». Expolicía se exilia por amenazas de muerte y asedio de la PO

El comisionado general Marvin Castro, de Jinotega, fue quien dio la orden de desaparecer a Lagos Rivera y encargó la “misión” a un grupo de oficiales, relató la expolicía.

jeysi lagos

Jeysi Lagos, es originaria de Santa María de Pantasma, en Jinotega. LA PRENSA/CORTESÍA

La agente Jeysi Lagos Rivera, quien fue excarcelada el pasado 20 de mayo, se vio obligada a salir del país por el constante asedio de la Policía Orteguista (PO) y la amenaza de muerte que existe en su contra.

“La orden es que te desaparezcan, mejor perdete porque esta gente (la PO) no te va a dejar tranquila», le advirtió una fuente confiable a Lagos Rivera, el pasado 18 de junio.

El comisionado general Marvin Castro, de Jinotega, fue quien dio la orden de desaparecer a Lagos Rivera y encargó la “misión” a un grupo de oficiales, a quienes les aconsejó que lo hicieran pasar como un accidente o robo, contó la afectada.

Lea además: La expolicía que se negó a traicionar a los manifestantes y terminó presa en Jinotega

Lagos Rivera, originaria de Santa María de Pantasma, en Jinotega, salió del país el 19 de junio, dejando a su hijo de cinco años con su familia.

La víctima expresó que estas amenazas se deben directamente porque ha denunciado la actuación de la Policía Orteguista y porque se negó a reprimir a los autoconvocados en abril de 2018, cuando iniciaron las protestas sociales en contra del régimen de Daniel Ortega.

Ella perteneció a la PO por ocho años hasta que en el 2015, decidió dejar la institución por inconformidades. Sin embargo, la Policía Orteguista le exigió en 2018 a Lagos Rivera que se reintegrará para participar en la represión en contra de las manifestaciones ciudadanas. Sin embargo Lagos Rivera se negó, lo que trajo como consecuencias las represalias en su contra.

PO envía mensajes amenazantes

El mismo día que Lagos Rivera recibió la llamada de advertencia, un oficial orteguista, oculto bajo un perfil falso, le envió mensajes amenazantes por medio de Messenger donde le decía que su hijo y su familia pagarían por la “traición” de ella.

“Me decía que me iba arrepentir por haberle volado verga a la policía y que mi hijo la iba a pagar”, manifestó Lagos Rivera. El PO llegó amenazar con torturar y matar a toda la familia de ella. “Te vamos a dar de comer la carne de tu propia familia”, intimidó el hombre.

La expolicía responsabilizó al comisionado general Marvin Castro por todo lo que le ha sucedido y por cualquier agresión que sufra su familia y su hijo.

Participó en un piquete en Pantasma

Jhonny Leiva, vocero de la directiva de presos políticos excarcelados de Jinotega, aseguró que Lagos habría participado en un piquete que se realizó en el municipio de Pantasma y, desde ese momento, la Policía aumentó el asedio contra Lagos.

«La Policía llegó al lugar (de la protesta) y en las horas transcurridas (Lagos) comenzó a recibir mensajes amenazandola, en las páginas del gobierno subiendo fotos de ella; y constante asedio en su casa por policías y parapolicías», aseguró Leiva.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: