«¿Qué están haciendo aquí?». Así les gritan los diputados orteguistas a los del PLC para que renuncien a sus curules

"Si como diputados creemos que este país no está encausado dentro de los procesos democráticos ¿qué están haciendo aquí?", les dijo el orteguista Wálmaro Gutiérrez

Asamblea, diputados, PLC

Los diputados del PLC siguen demandando la renuncia de Gustavo Porras como presidente del Legislativo. LA PRENSA/ URIEL MOLINA

Los orteguistas en la Asamblea Nacional parecen no soportar más que sus viejos aliados políticos del Partido Liberal Constitucionalistas (PLC) voten en contra de toda ley y nombramiento de algún funcionario de interés de la dictadura. Públicamente, los diputados orteguistas les han exigido a los 14  del PLC  que renuncien como legisladores.

El detonante de la acción amenazante de los orteguistas fue la demanda de que Gustavo Porras renuncie o sea separado como presidente del Poder Legislativo por estar sancionado por corrupción y violación de los derechos humanos por Estados Unidos (EE.UU.) y Canadá.

Los parlamentarios del PLC argumentaron la inhabilitación de Porras para negarse a votar este jueves 27 de junio por la reelección por cinco años más del orteguista Iván Salvador Romero Arrechavala, como directivo del Banco Central de Nicaragua (BCN). Esto colmó la paciencia de los diputados de la dictadura.

Lea Además: Diputados del PLC renuncian, pero a cargos en comisiones

En la Comisión Económica, la diputada liberal y exviceministra de Comercio, Azucena Castillo, argumentó que entre los motivos para no apoyar la reelección de Romero Arrechavala, además de la sanción de Porras, está el deterioro democrático del país. «Es inconsecuente pretender aparentar que hay una normalidad, cuando la represión contra el pueblo persiste», señaló.

Mismo planteamiento expuso en el plenario el jefe de la bancada del PLC, Jimmy Blandón, al momento de la discusión del decreto de la reelección de Romero como miembro del consejo directivo del BCN.

El diputado orteguista Wálmaro Gutiérrez amenaza

Wálmaro Gutiérrez, presidente de la Comisión Económica fue el encargado por la bancada orteguista para retar a sus colegas liberales.

Lea Además: Asamblea destituye oficialmente a diputados opositores

«Si como diputados creemos que este país no está encausado dentro de los procesos democráticos, le hago a los honorables colegas liberales una pregunta: ¿qué están haciendo aquí?«, les dijo Gutiérrez.

En el hemiciclo el diputado Gutiérrez señaló a los del PLC que se oponen a todo proyecto de ley enviado por el dictador Daniel Ortega, pero siguen en sus cargos «para justificar un salario como diputado en esta Asamblea Nacional».

A cada legislador se le paga  96,251.72 córdobas al mes, que equivalen a 3,265.62 dólares.

La Asamblea la integran 92 diputados pero actualmente la conforman 91, debido a que el expresidente orteguista, Omar Halleslevens sigue en el cargo administrativo de la Vicepresidencia como ministro delegado para el presidente de la República.

Puede Interesarle: Despojo a diputados del PLI “amenaza orden constitucional”

«Si este foro como la Asamblea no es un foro en  el que yo deba participar, porque no es un foro democrático, ¿por qué están aquí sentados? Si tuviésemos consecuencias de lo dicho con lo hecho, no deberían estar en este poder del Estado, porque para ustedes el Estado nicaragüense,  que la Asamblea es parte, no está encausado en los causes de la democracia», les dijo Gutiérrez.

Aunque la legisladora Azucena Castillo quiso responder le fue negada la palabra por el presidente y sancionado Gustavo Porras, quien sometió de inmediato a la votación por la reelección de Iván Romero Arrechavala en el consejo directivo del BCN.

No avalar la firma de Porras es la postura del PLC

Castillo explicó a LA PRENSA que si bien como profesional Romero puede cumplir los requisitos de ley, ante «la ilegitimidad moral del presidente de la Asamblea, es posición de la bancada» del PLC,  «no avalar nada en que se ratifique con su firma» de Porras.

«Han querido obligarnos a votar con ellos, quieren un plenario donde todos los votos en la pizarra se vean en verdes (de aprobación) y les revienta cuando oyen lo que no les gusta, o se vota razonado con lógica técnica y económica,  que es lo que yo expongo», dijo Castillo.

El PLC es dirigido por el expresidente Arnoldo Alemán quien es aliado político del dictador Ortega. El pacto entre los caudillos permitió una reforma electoral que bajó el porcentaje mínimo necesario para ganar las elecciones lo que dio la oportunidad a Ortega a volver al poder en 2007, cuando obtuvo el 38 por ciento.

El pacto le permitió a Alemán volver a tener diputados en las elecciones del 2011, en las que el PLC fue de los partidos que se prestaron al proceso para validar la que fue la segunda reelección continua del dictador Ortega. Al PLC se le asignaron 14 diputados.

Romero Arrechavala, 15 años en el BCN

Los diputados orteguistas aprobaron con 72 votos, sumados dos de sus aliados de ALN y PLI, mantener a Iván Salvador Romero Arrechavala por otro período de cinco años como miembro del consejo directivo del BCN. Esta sería el tercer período consecutivo en el cargo, en el que fue nombrado en 2009 y estará hasta el 2024.

Romero Arrechavala es de las filas del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), del que fue candidato a diputado nacional en 2001.