Estados no le creen al orteguismo en la OEA

La subsecretaria de Estado de Estados Unidos, Kimberly Breier, dejó claro ante la Asamblea General de la OEA que no cree en esa amnistía

LA PRENSA/AFP

El vicecanciller de Nicaragua y representante del régimen de Daniel Ortega ante la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Valdrack Jaentschke, habló en esta reunión de un país que tiene un gobierno “sensible”, “juventud protagonista”, “equidad de género”, “crecimiento económico sostenido” y todas las calificaciones que existen para un país ideal. Sin embargo, más de un Estado se encargó de recordar las violaciones a los derechos humanos en Nicaragua, la falta de cumplimiento al compromiso de liberar a todos los presos políticos, y pidieron reformas electorales para la realización de elecciones libres, justas y transparentes.

Jaentschke hizo un recuento de las leyes que ha aprobado la dictadura orteguista, para supuestamente contribuir a la paz y bienestar social, entre estas la Ley de Amnistía, conocida también como Ley de Autoamnistía, porque busca que no sean castigados altos funcionarios y allegados del dictador Ortega, así como sus operadores que mataron a civiles por protestar contra su gobierno.

Puede interesarle: Así te contamos la sesión de la 49 Asamblea General de la OEA en Medellín

La subsecretaria de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental de Estados Unidos, Kimberly Breier, dejó claro ante la Asamblea General de la OEA que no cree en esa amnistía, porque además priva de sus derechos civiles a los presos políticos excarcelados. Breier pidió a los cancilleres y representantes de los 35 Estados miembros de la OEA no dejarse confundir por las acciones del régimen orteguista.

“No nos dejemos confundir con el modelo de amnistía que aprobó la Asamblea Nacional el 9 de junio, porque docenas todavía se mantienen en prisión, que no pueden ejercer sus derechos humanos y libertades fundamentales. Estados Unidos rechaza totalmente una amnistía general que prohíbe el ejercicio de los derechos humanos y las libertades fundamentales por parte de la población”, dijo Breier sobre los al menos 89 presos políticos que aún están en la cárcel.

Mano dura contra Ortega

La funcionaria estadounidense manifestó que es evidente que en Nicaragua hubo una alteración del orden democrático, por eso la dictadura orteguista debe enfrentar lo que corresponde en este caso.

Lea además: Bayardo Arce asegura que Estados Unidos no investigó a funcionarios orteguistas sancionados

“Tenemos que considerar lo que nos pide la Carta Democrática cuando enfrentamos una interrupción del orden democrático de un Estado miembro. Hay que tomar acciones concretas, para que el gobierno de Ortega rinda cuentas. Hay que demostrar que la OEA respalda sus palabras con acciones”, expresó la subsecretaria.

Breier dijo que Ortega actúa de mala fe y aunque diga lo contrario, todos saben que el régimen miente.

No hubo eco

Nicaragua se percibió más sola que nunca en la reunión de cancilleres. En su primera intervención ante el plenario, el vicecanciller del régimen orteguista, Valdrack Jaentschke, pidió que se retirara de la agenda de la Asamblea el tema de la situación de Nicaragua, pero ningún país le hizo coro y el temario fue aprobado sin modificaciones.

Lea también: El discurso cambiante de Luis Almagro sobre el régimen orteguista durante la crisis

Bolivia, México, Uruguay y la Comunidad de países del Caribe (Caricom) se dedicaron a defender a la Venezuela de Nicolás Maduro, pero nadie a Ortega.