Estados Unidos presiona por una pronta solución a la crisis en Nicaragua en la OEA

Según Carlos Trujillo, embajador de Estados Unidos, gestionan reducir el plazo de tres meses establecido para la propuesta resolución que busca crear una comisión para hallar una salida pacífica a la crisis

Embajador de Estados Unidos ante la OEA, Carlos Trujillo. LA PRENSA/AFP

La propuesta de resolución que facultaría al Consejo Permanente de la OEA para que se forme una nueva comisión que realice “gestiones diplomáticas al más alto nivel para procurar una solución pacífica y efectiva a la crisis” de Nicaragua, y que rinda un informe en un plazo de tres meses, no es aceptable por la administración de Donald Trump, dijo ayer Carlos Trujillo, embajador de Estados Unidos ante el organismo continental.

“Es el primer borrador, creo que a veces las cosas se filtran sin contexto y la gente piensa que eso es lo máximo que podemos abordar. Yo creo que eso es lo mínimo aceptable. Para Estados Unidos ese borrador no es aceptable”, resaltó Trujillo en conferencia de prensa ayer jueves.

Puede interesarle: Estados no le creen al orteguismo en la OEA

Según ese primer borrador de propuesta, pasados esos tres meses, el Consejo debería adoptar las “medidas necesarias”, incluida una convocatoria a una sesión extraordinaria de la Asamblea General.

EE. UU. trabaja con otras misiones

Trujillo añadió que su delegación está trabajando en conjunto con otras misiones “que tienen interés en el tema de Nicaragua”, para cambiar el texto de la propuesta hecha por Canadá, de forma que el plazo de los tres meses que establece el texto sea considerablemente menor.

“Espero que eso se pueda abordar en las próximas 24 horas”, enfatizó Trujillo sobre el tiempo que tomarían esas negociaciones.

Cabildeo azul y blanco

Una delegación conformada por miembros de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), la Alianza Cívica y excarcelados políticos ha estado cabildeando durante esta semana con distintas misiones diplomáticas para lograr precisamente que el plazo de tres meses se reduzca.

La tarde de este jueves dicha delegación se reunió con el subsecretario para las Américas de Canadá, Michael Grant; con el diputado canadiense Robert Oliphant; con el canciller costarricense Manuel Ventura; con la canciller salvadoreña Alexandra Hill, y con otros diplomáticos europeos que podrían respaldar los esfuerzos como Anne de la Blache, observadora permanente de Francia ante la OEA, y Marcel de Vink, director para las Américas del Ministerio de Relaciones Exteriores de los Países Bajos.

Puede interesarle: Así te contamos la sesión de la 49 Asamblea General de la OEA en Medellín

El pasado martes también se reunieron con el embajador de Estados Unidos ante la OEA, Carlos Trujillo, y la embajadora de Argentina ante la OEA, Paula Bertol.

Fortalecer acciones conjuntas

La subsecretaria de Estado de Estados Unidos para Asuntos del Hemisferio Occidental, Kimberly Breier, aseguró ayer a periodistas que “la acción regional concertada es esencial para abordar los abusos a los derechos humanos y la adopción de la democracia en Nicaragua”.

Lea además: Bayardo Arce asegura que Estados Unidos no investigó a funcionarios orteguistas sancionados

De acuerdo con la diplomática, la reciente acción conjunta entre Estados Unidos y Canadá de sancionar a funcionarios orteguistas “demuestra el compromiso internacional para la causa de la democracia y los derechos básicos de la libertad de los nicaragüenses”.

Trujillo resaltó, sobre los efectos de las sanciones, que las mismas víctimas del gobierno de Ortega “pueden testificar que las sanciones sí les han puesto presión para que lleguen a la mesa” de negociaciones.