Nicaragua está entre los países menos democráticos del mundo, según Funides

El centro de pensamiento presentó su primer informe sobre el Estado de la Democracia en Nicaragua y rebajaron todos los indicadores país, por lo que ahora se le considera un “régimen autoritario”.

LAPRENSA/ARCHIVO

Nicaragua está entre los países menos democráticos del mundo. El retroceso en las libertades civiles debido a la represión del régimen contra la ciudadanía y el sometimiento total del Poder Judicial a la dictadura orteguista hizo retroceder todos los indicadores que constituyen un Estado democrático, según la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides).

El centro de pensamiento presentó su primer informe sobre el Estado de la Democracia en Nicaragua, donde se consolidan los diferentes reportes de organizaciones internacionales de cómo perciben a la nación, los que rebajaron todos los indicadores país, por lo que ahora se le considera un “régimen autoritario”.

Lea también: Banca de Nicaragua se acerca al 50% de liquidez por incertidumbre económica a causa de crisis política

Funides enfatizó que “la democracia va más allá de las celebraciones de elecciones”, por cuanto los cimientos serán frágiles mientras no exista el respeto a las libertades y los derechos fundamentales, el Estado de derecho, así como el compromiso cívico de los ciudadanos en la construcción de sus propios sistemas económicos, políticos y sociales.

Sin embargo, esos estándares mínimos para la constitución de un Estado democrático han sido erosionados en Nicaragua por el dictador Daniel Ortega desde que retomó el poder en 2007, pero se han empeorado desde abril del 2018 con la represión de fuerzas gubernamentales a las protestas ciudadanas.

lo reflejan organismos como el proyecto mundial Variedades de la Democracia, de Suiza, que sostiene que en el índice de libertades e igualdad política Nicaragua, junto a Venezuela, fueron los que más retrocedieron en las últimas dos décadas en América Latina.

Sin libertades

El retroceso de Nicaragua fue del 54.9 por ciento en el índice de libertades e igualdad política, superando incluso a Venezuela (52.8 por ciento). El deterioro del resto de naciones latinoamericanas fue de entre el 1 y 6 por ciento de 1998 al 2018, lo que evidencia que si bien en el resto de la región hay problemas institucionales, de seguridad y de pobreza, siguen siendo países donde se garantizan los derechos de sus ciudadanos por parte de los gobiernos.

Como país “hemos retrocedido en dos décadas el puntaje máximo posible como país”, resaltó Funides.

En su informe Funides, señala que “el Estado de derecho es la piedra angular de la democracia”; sin embargo, la represión orteguista y el sometimiento de los poderes estatales a los intereses del Ejecutivo hunden a Nicaragua.

Lea además: Negativa de Ortega de firmar un acuerdo político tiene a economía en creciente bancarrota

En la medición del índice del estado de derecho en 2018, Nicaragua ocupa el cuarto puesto de los países donde más deterioro sufrió, pues obtuvo un puntaje del 40.4 de cien. Solo Honduras, Bolivia y Venezuela tuvieron mayores deterioros, según Funides.

La sumisión de las instituciones que deben restringir o evitar “los excesos del Gobierno” es la causa principal del deterioro del estado de derecho. En el índice específico de las restricciones al Poder Ejecutivo, Nicaragua ocupa el puesto 125 de 126 países, lo cual significa, según Funides, que hay nulidad del sistema de justicia, la Contraloría y demás entidades que deben supervisar al Gobierno.

“Este es el sistema de pesos a contrapesos que deben existir en un país donde hay Estado de derecho, pero en Nicaragua necesita ser replanteado y no será una simple reforma a las leyes, sino a los mismos cimientos y bases fundamentales del Estado en la Constitución Política”, afirmó Funides.

«Estamos en un nivel donde básicamente el Ejecutivo tiene vía libre a las múltiples acciones, el resto de poderes se alinean
al Ejecutivo”, se lee en Informe sobre el Estado de la Democracia en Nicaragua de Funides.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: