Antimotines disparan, secuestran y asedian a manifestantes en la Catedral de Managua

Al menos dos personas resultaron heridas este domingo luego de que decenas de antimotines llegaron a disparar balas de goma a los manifestantes que realizaban un plantón exigiendo libertad para Nicaragua

Al menos dos personas resultaron heridas este domingo, luego que decenas de policías antimotines dispararan balas de goma a los manifestantes que realizaron un plantón exigiendo libertad para Nicaragua en la Catedral de Managua.

Una de las personas heridas fue impactada por una bala de goma en la cabeza y la otra en el costado izquierdo de la espalda. Además resultaron otros cuatro heridos por impactos de “chibolas” de cristal, que los antimotines lanzaron con tiradoras.

Según los testigos, los policías secuestraron a la adolescente Marling Yunieth Corea, de 14 años, y a un joven al que solo identificaron como Dylan, cuando este se disponía a ingresar a la Catedral. La joven Corea fue liberada ayer mismo bajo amenazas, confirmó LA PRENSA, pero de Dylan no se supo nada más hasta el cierre de esta edición.

Los testigos del secuestro de Corea denunciaron que durante la protesta la joven se acercó mucho al portón ubicado en el costado oeste de la Catedral, donde al menos siete policías la lograron alcanzar y se la llevaron contra su voluntad.

La PO mantuvo rodeada la Catedral con patrullas y había agentes antidisturbios en cada entrada, pero los jóvenes lograron salir del templo poco a poco.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: