Daniel Ortega rodeado de policías, pero sin pueblo. El dictador saluda a las graderías vacías

Imágenes del oficialismo destacan a un Ortega desconfiado, cansado y sobreprotegido, saludando a sus seguidores pero con las graderías vacías de pueblo

Ortega en el Polideportivo Alexis Arguello. LA PRENSA/TOMADO DEL 19 DIGITAL

Varias imágenes del dictador Daniel Ortega entrando a bordo de su lujoso Mercedes Benz al Polideportivo Alexis Argüello, rodeado de policías y flanqueado de miembros de la Juventud Sandinista uniformados, a quienes saluda mientras a su espalda las graderías lucen vacías, dan cuenta de dos situaciones que han reventado las redes sociales: el dictador se ha quedado con las armas, pero sin pueblo.

Lea además: Una policía y un antimotín le cantan a Daniel Ortega

Se ha vuelto costumbre esta escena de ver al dictador embuido en chaquetas demasiadas grandes, bajo las cuales se perciben chalecos antibalas, siempre montado en su lujoso Mercedes Benz blindado (y valorado en más de doscientos mil dólares, según indagaciones periodísticas).

Ortega saluda a sus seguidores, pero a su espalda las graderías lucen vacías de pueblo. LA PRENSA/TOMADO DEL 19 DIGITAL

Además, rodeado de decenas de policías armados con fusiles de guerra, saludando a sus seguidores uniformados con camisetas de la Juventud Sandinista (JS) que no paran de aplaudir, sonreír y saludar.

Lea también: Diputados consultan cambios a Ley contra el terrorismo solo con órganos represores

Acarrea una barrera de fanáticos

Esta escena se vio el pasado 6 de junio en el Palacio de la Cultura, adonde Ortega llegó a rendir honores al nuevo héroe de la dictadura Bismarck Martínez: bajó de su Mercedes casi al pie de las escalinatas, rodeado por un cordón de policías antimotines y detrás de ellos una barrera de fanáticos gritando vivas y aplaudiendo al viejo caudillo.

Ortega, saludando a sus seguidores. LA PRENSA/TOMADO DEL 19 DIGITAL

Igual se le vio el reciente 23 de junio, cuando salió bajo sol a rendir homenaje al mausoleo del símbolo sandinista Carlos Fonseca Amador, siempre enchaquetado, rodeado de policías y a la distancia animado por los JS, cuya función es precisamente esa, animar al líder para hacerle creer que “tiene pueblo”.

Blindado en conmemoración de misteriosa muerte de Alexis Argüello

Y nuevamente la escena se repitió el último 1 de julio, cuando se cumplieron diez años de la misteriosa muerte del exboxeador Alexis Argüello y se le recordó con un acto en el polideportivo que lleva su nombre, donde se captaron las imágenes reveladoras del estado de desconfianza extrema que rodea al septuagenario dictador: ingresando hasta el centro a bordo de su vehículo blindado, rodeado de policías orteguistas con armas largas y flanqueado de JS cuidadosamente colocados en espacios cercanos y cerrados, a quienes Ortega saluda sonriendo, listo para la foto que luego se comparte en los sitios digitales del régimen.

Tomado del 19 Digital

Las extremas medidas de seguridad de quien un tiempo se vanaglorió de ser el “Pueblo Presidente”, se evidenciaron el 16 de mayo de 2018, cuando Ortega llegó a la inauguración del Diálogo Nacional que se instaló en el Seminario Nacional de Fátima, en Managua, con un impresionante aparato de seguridad que incluyó treinta motorizados que guiaban una caravana presidencial custodiada por 21 patrullas, varios Mercedes Benz, dos helicópteros y un anillo de seguridad de al menos 84 agentes de seguridad.

Más de 30 motorizados custodiaron a Ortega el primer día del Diálogo Nacional en 2018. LA PRENSA/ARCHIVO

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: