Diputados consultan cambios a Ley contra el terrorismo solo con órganos represores

María Auxiliadora Martínez, diputada orteguista y presidenta de la Comisión de Justicia, desestimó tener que tomar en cuenta a los abogados y notarios públicos, pues les basta con la aprobación de los magistrados

Ley contra el terrorismo, Asamblea, abogados, notarios

El juez Julio César Arias es uno de los que ha condenado a los autoconvocados por «terrorismo». El juez Arias llegó a dar el visto bueno a los cambios a la Ley 799. LA PRENSA/ J, FLORES

En la consulta de la reforma a Ley contra el terrorismo y lavado de dinero (Ley 977) solo participaron las instituciones señaladas de reprimir a los nicaragüenses, como son la Policía, la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y el Ejército, mientras que a las asociaciones de  abogados y notarios públicos, que se les obligará a rendir informes ante la Unidad de Análisis Financiero (UAF), ni siquiera se les invitó al proceso.

Evidencia de que hablar con los representantes de esas instituciones estatales fue un mero trámite es el hecho que el dictamen favorable por mayoría de la reforma a la Ley 977 quedó firmado este miércoles en la Comisión de Justicia de la Asamblea Nacional, al finalizar el encuentro con esos órganos. De esa forma, la reforma a la Ley contra el terrorismo quedó lista para ser aprobada, lo que se espera sea la próxima semana que el plenario del Legislativo sesione.

María Auxiliadora Martínez, diputada orteguista y presidenta de la Comisión de Justicia, desestimó tener que tomar en cuenta a los abogados y notarios público sobre las nuevas obligaciones que tendrán ante la UAF, pues les basta con la aprobación de los magistrados.

Uno de los órganos consultados fue el Ejército. LA PRENSA/J. Flores

Lea: Abogados rechazan reforma a Ley contra terrorismo porque los convertiría en “espías”

«Consultamos a la Corte Suprema de Justicia que es la entidad reguladora de los abogados y notarios», así respondió Martínez cuando los periodistas le preguntaron por qué no se llamó a la consulta a los representantes de ese gremio.

El dictador Daniel Ortega mandó a reformar la «Ley contra el Lavado de Activos, el Financiamiento al Terrorismo y el Financiamiento a la Proliferación de Armas de Destrucción Masiva» para incorporar a los notarios públicos y abogados a presentar informes sobre operaciones sospechosas de delitos de sus clientes relacionados con esa ley.

Los reportes sospechosos serán presentados en la CSJ, pero en la propuesta ni en el dictamen de los cambios a la ley se especifica qué instancia específica será quien recepciones y posteriormente remita los informes a la UAF. Tampoco existe un protocolo para elaborar los informes.

Lea además: Régimen reformará Ley contra el terrorismo para que abogados y contadores rindan informes a la UAF

Según Martínez, los delegados del Poder Judicial les informaron que «iniciarán capacitación e inducción a los abogados y notarios» sobre el cumplimiento de las obligaciones ante la UAF, pero no se dieron mayores detalles.

El Colegio de Abogados en Formación así como juristas independientes han rechazado la reforma a la Ley 799 porque consideran que a esos profesionales los conventirían en espías de las empresas y personas naturales que busquen sus servicios, pero también porque acabaría con el derecho constitucional a la defensa y el debido proceso porque la CSJ conocería desde un principio los supuestos señalamientos contra la ley de una persona sin que ésta haya enfrentado una acusación.

Juez represor de autoconvocados sí fue escuchado

El comisionado Lenin Sosa, del Departamento Legal de la PO y el coronel Léster Gallo, de la secretaría del Ejército junto al juez Quinto de Distrito Penal de Audiencias de Managua, Julio César Arias Roque, fueron los que dieron el aval a los cambios a la Ley contra el terrorismo como los pide el régimen orteguista.

Sosa y Gallo se negaron a dar declaraciones.

Lea además: Los siete jueces que el orteguismo usa para reprimir a los manifestantes en Nicaragua

Arias Roque ha destacado durante la crisis sociopolítica por ser uno de los siete jueces que se han encargado de procesar y condenar a los más de setecientos presos políticos usando precisamente la Ley contra el terrorismo. Esa norma la usa el régimen para criminalizar las protestas cívicas que desde abril del 2018 demandan la salida del poder de los dictadores  Daniel Ortega y Rosario Murillo.

Según el juez Arias, los abogados y notarios quedan como sujetos obligados ante la UAF  porque son las recomendaciones del Grupo de Acción Financiera del Caribe (Gafic) «y se debe «lograr que Nicaragua califique mejor en las evaluaciones» internacionales.

Experto señala inconvenientes

El experto en temas constitucionales, Gabriel Álvarez, consideró que si bien los organismos internacionales como el Gafic vienen ampliando los mecanismos para combatir el lavado de dinero  del crimen organizado, señaló que eso no significa que los gobiernos deben excederse o utilizar como excusa esas obligaciones para violentar los derechos de los ciudadanos.

«En mi opinión lo importante es el contexto nacional en el que se someten a los ciudadanos porque estos deben estar protegidos en sus derechos de cualquier mecanismo», afirmó Álvarez.

En ese sentido el experto señaló que en Nicaragua con el régimen Ortega y Murillo no existe la separación de poderes, puesto que la Policía, la Fiscalía, los jueces no son independientes sino que responder a intereses de la dictadura y eso quedó demostrado en que estas tres instituciones son las que han «encarcelado, acusado y sentenciado a las personas que han protestado» durante el último año.

Álvarez tampoco está de acuerdo en que sea la CSJ donde se presenten abogados y notarios los reportes de las operaciones sospechosas en base a la Ley 799, debido a que hay riesgo de que la información sea usada con fines políticos, pues señaló que «el Poder Judicial tiene una institucionalidad deteriorada y desprestigada ante la sociedad» por su sometimiento al dictador Ortega.

«Los abogados no debemos saber información propia de técnicas policiales y sobretodo los abogados no deben violentar el secreto profesional con sus clientes», afirmó Álvarez.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: