El favorito EE.UU. y Holanda se disputan el trono del futbol femenino

Sobre el papel, todo parece preparado para que Estados Unidos conquiste su cuarto título mundial

La atacante Alex Morgan está llamada a liderar al trono mundial a la Selección de Estados Unidos. LAPRENSA/ AFP

Estados Unidos contra Holanda: las vigentes campeonas del mundo y las campeonas de Europa disputarán este domingo en Lyon (9:00 a.m.,) una atractiva final del Mundial de fútbol femenino, en la que el «Team USA» parte como favorito.

Sobre el papel, todo parece preparado para que Estados Unidos conquiste su cuarto título mundial, después de los logrados en 1991, 1999 y 2015, y para que añada este éxito a un nutrido palmarés en el que lucen también con fuerza cuatro medallas de oro olímpicas (1996, 2004, 2008, 2012).

Estados Unidos vivió el martes el que pudo haber sido el partido de más nivel del Mundial, el que ganó 2-1 a Inglaterra, con un penal detenido en el final del partido por la arquera Alyssa Naeher.
«Será muy complicado, pero estamos preparadas», afirmó la seleccionadora de Holanda, Sarina Wiegman, pensando en la final.

«Será difícil»

«Es increíble tener la oportunidad de disputar la final. Será difícil, pero en un partido todo puede pasar», se ilusionó.
Holanda sufrió por su parte para imponerse 1-0 a Suecia en la prórroga, gracias a un tanto salvador de Jackie Groenen el miércoles.

Para Holanda será la primera final mundial de su historia, cuatro años después de su debut en el torneo y dos años tras su coronación en la Eurocopa disputada en su país.

La ‘Marea Oranje’, el nutrido grupo de hinchas del país desplazados a Francia, llenará de color las calles de Lyon, pero los 5.000 holandeses serán minoría ante la presión de 20.000 estadounidenses.

La polémica

Lieke Martens, que es considerada la mejor jugadora holandesa, no tiene seguro poder comenzar el partido debido a un dolor en un dedo del pie.

La atacante del Barcelona comenzó de titular la semifinal, pero luego tuvo que ser cambiada en el descanso.
En Estados Unidos persiste una pequeña incertidumbre sobre el estado de Megan Rapinoe, que arrastra problemas en los isquiotibiales y que fue baja contra las inglesas.

«Es una pequeña lesión. Espero estar de vuelta para la final», decía la emblemática atacante, conocida por su juego ofensivo fuera y dentro del terreno de juego, incluyendo sus opiniones abiertamente hostiles contra el presidente Donald Trump.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: