¡Qué gran partido! Dennis Martínez se queda a dos outs de la victoria en el All Star Future Game

pesar de todo eso, su equipo vivió una pesadilla en el último episodio, el zurdo Ben Bowden con una efectividad de 1.47 y que lanza en Triple A con Colorado, fue sacudido con un cuadrangular de Samuel Huff

Samuel Huff conectó el jonrón que empató el partido. LAPRENSA/CORTESÍA/ TOMADA DE BASEBALLNEWS

Dennis Martínez hablaba que no importaba el resultado, pero no tuvo ningún pestañeo en la búsqueda del triunfo. Un ganador dentro y fuera del campo solo habla el idioma de la victoria y eso trataba de transmitir con todo y que el encuentro terminó empatado (2-2). En su papel como mánager del equipo de la Liga Nacional del All Star Future Game, se quedó a dos outs del triunfo contra Jim Thome, mánager rival y Salón de la Fama, y provocó una de las jugada más excitantes de la noche, además de realizar un gran manejo de los lanzadores.

A pesar de todo eso, su equipo vivió una pesadilla en el último episodio, el zurdo Ben Bowden con una efectividad de 1.47 y que lanza en Triple A con Colorado, fue sacudido con un cuadrangular de Samuel Huff, quien milita con Texas en Las Menores y tiene 15 jonrones, con uno abordo para empatar las acciones y cortar la ilusión palpable de la victoria.

Los jugadores de ambos equipos estaban fríos. Impactados por la asistencia de más de 34 mil personas, mientras el pitcheo se crecía. Pero en el cuarto episodio despertó la chispa en la Liga Nacional. Inició la promesa de Washington, Carter Kieboom, quien conectó el primer imparable del partido, luego Alec Bohn castigó con otro inatrapable a Matt Manning, perdido en la búsqueda de la zona de strike. Otro sencillo de Taylor Trammell, la sensación de los jardines de Cincinnati y Jugador Más Valioso del All Star Future Game del año pasado, empujó la primera carrera.

Tras golpe y bases llenas, Thome decide llevarse a Manning y Kris Bubic, tratando de apagar el fuego se incendió con el imparable de Dylan Carlson de los Cardenales de San Luis. 2-0 el desafío y Martínez, mostrando su agresividad mandó a robar el home plate a Trammell. Un corre camino hacia el plato, todos con los ojos abiertos, Bubic desconcertado y como si el tiempo se detuviera, los fanáticos esperaban el fallo del árbitro: out… Se escuchó un lamento en el estadio, sin embargo, la repetición indicaba que había sido una jugada impecable: quieto en el plato, pero la repetición todavía no está permitida en el All Star Future Game y quedó ese trago amargo, que bien pudo haber sido una dulce sensación.

Pudo ser un final pletórico

Esa séptima entrada pudo ser peor, no obstante, Martínez llamó a tiempo al derecho colombiano de los Padres Luis Patiño para eliminar la amenaza latente de dos corredores en posición anotadora. Y lo mantuvo en el extrainning. Sus lanzamientos de 98 millas generaban confianza.

En la octava entrada la Liga Nacional no corrió con suerte. Christian Pache, jardinero dominicano de Atlanta inició corriendo en la segunda. Joey Bart fue puesto out por roletazo a la tercera, el boricua y prospecto de gran valor Isan Díaz conectó un batazo entre el jardín derecho y central, pero Jo Adell se lanzó por ella, evitando la anotación de Pache, lo que pudo ser la victoria para el equipo de El Presidente.

Un día para el recuerdo en la carrera sin fin de Martínez. Cleveland lo recibió con los brazos abiertos y envió un mensaje de lo que podría aportar.