El papel de LA PRENSA

Pero cualquiera que haya leído LA PRENSA en los últimos meses se dará cuenta que el abuso de la DGA ha sido acicate para la modernización de la República de Papel

El papel de la prensa en una sociedad democrática es contribuir a la transparencia del gobierno. Entre más libre la prensa, más democrático el gobierno.

El desconocimiento de ese principio y el nulo manejo del rol de la prensa en el ciberespacio, llevó a algunos asesores a mal aconsejar al comandante que ordenara secuestrar el papel de LA PRENSA. Creyeron que, al secuestrar el papel, la prensa escrita se ahogaría.

Pero cualquiera que haya leído LA PRENSA en los últimos meses se dará cuenta que el abuso de la DGA ha sido acicate para la modernización de la República de Papel. Magazine, por ejemplo, aborda ahora más temas de actualidad, que otras revistas que enfatizan “cuechos” o moda.

Los diarios nicas, en vez de erigir barreras de pago para acceder a una noticia en particular, han optado por vender suscripciones con descuentos por plazo, sin olvidar que sus lectores históricos pasaban el periódico de mano en mano dentro de la casa.

LA PRENSA pudo haberse transformado en un periódico en línea, publicando texto con o sin anuncios, y eso lo hubiese hecho más fácil para sus lectores hipermétropes, aumentando digitalmente el tamaño de la fuente, pero sin asegurar la supervivencia de LA PRENSA, a largo plazo.

En 2003, Nicolás Negroponte, hermano de John Dimitri (Embajador de EE. UU. en Honduras, 1984) y jefe del Laboratorio de Medios de MIT, dijo que: “Si bien los impresos podrían desaparecer, las palabras no desaparecerían nunca. Lo que los medios impresos deben hacer es modificar su producto para mantenerlo generando utilidades”. Desde entonces, tenía más sentido enviar un correo electrónico con la historia, que fotocopiar un artículo y mandarlo por correo. Anteriormente, los artículos eran guardados en microfilm y se requerían máquinas caras para leerlos.

En 2010 podíamos doblar las páginas electrónicas, enrollar el diario y escuchar el crujido del papel, pero la rapidez del cambio es tal que pronto podrán oler el “tufito” de la tinta, quienes lo añoren.

Pero LA PRENSA excedió las predicciones de Negroponte. Sus artículos tienen hiperenlaces a videoclips o grabaciones de audio, y a través de su archivo electrónico puede dar seguimiento a los gustos, edades, deseos y favoritismos de sus suscriptores para adaptar el contenido a la demanda del lector y vender más.

El diario se ha visto obligado a conseguir utilidades en la parte electrónica y decidir qué parte seguir ofreciendo en papel. El mercado se encarga del equilibrio entre el diario electrónico y el de papel.

Resumiendo; el secuestro de los rollos ha obligado a LA PRENSA a modificar su formato, pero no ha hecho mella en “El Papel de La Prensa”: la Verdad y la Justicia.

El autor fue canciller de Nicaragua.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: