Vladimir Guerrero Jr. gana el show y Pete Alonso el Home Run Derby

El dominicano e hijo de la leyenda Vladimir Guerrero logró que el público coreara su nombre, pero el estadounidense tuvo una mejor estrategia

Pete Alonso tuvo una mejor estrategia en la Final. LAPRENSA/ AFP

El Home Run Derby es un maratón de estrategia y Pete Alonso lo corrió mejor. No se desgastó y tuvo la suerte de ganar en el límite. No obstante, hay una realidad: Vladimir Guerrero Jr., ganó el show y Pete Alonso el Home Run Derby.

Te puede interesa: Christian Yelich, favorito para ganar el Home Run Derby

El dominicano e hijo de la leyenda Vladimir Guerrero logró que el público coreara su nombre: “Vladi, Vladi”, gritaban de todos los rincones las 36,000 personas alojadas en el Progressive Field. Guerrero Jr., bien puede decir: “No me importó si moría en el próximo instante, pero me voy satisfecho”. Con el ambiente electrificado, la pasión por el juego y ser el foco de las atracciones despertó el instinto de los dotes en el dominicano: 69 jonrones para llegar a la final, pero le terminaron pasando factura.

Vladimir Guerrero Jr gustó al público. LAPRENSA7 AFP

Pete Alonso desde la conferencia de prensa mostraba un acercamiento con la ciudad de Cleveland al mencionar que su familia era originaria de acá, pero eso no fue suficiente para ser abucheado. La razón era entendible: se medía a Carlos Santana en la primera ronda, la figura de los Indios y, entre abucheo y abucheo, logró mantener el enfoque y romper el embrujo. 14 jonrones, uno más que Santana, ganando el avance a las semifinales, pero clavándole un puñal en el corazón de la gente.

Luego el novato de los Mets de Nueva York volvió a sorprender dejando en el camino a Ronald Acuña Jr. (20-19) y el Alonso enojado por estar corriendo solo en el desierto le importó poco. Mientras veía cómo Guerrero era aclamado y él abandonado por el público, eso alimentó su instinto de coraje para sobreponerse en la final a Guerrero. Y es que despertó la furia interna, el fuego el sangre se encendió y no volvió a ser el mismo. Sus gestos, sus gritos y su mirada, todo era de un tipo decidido a entregar hasta el último aliento.

Pete con mejores reservas

Un Guerrero jadeante, sin mucha estamina y solicitando todos los tiempos para descansar durante los cuatro minutos del final, consiguió conectar 22 jonrones, una gran cifra si fuera otro, pero para alguien que había ligado 29 en la primera vuelta y 40 en la segunda, en lo que fue una final adelantada contra Joc Pederson, esa era una cifra por debajo de su verdadero nivel.

Pete Alonso usando mejores sus reservas tenía todavía tiempo suficiente para llegar hasta los 30, pero para que más, si ya había pasado con 23 a Guerrero y el título de rey de los cuadrangulares era de él.

En el Home Run Derby quedó una vez más demostrado que no gana el que más jonrones conecta: Guerrero 91 y Alonso 57, sino el sabe dosificar mejor sus fuerzas. Hay que ponerse de pie y aplaudir a ambos competidores, han dejado una semilla que perdurará, al menos hasta el siguiente festival de cuadrangulares.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: