Gioconda Belli, la mujer habitada

Este miércoles es la presentación de la revista literaria El Hilo Azul en su edición número 18, dedicada a la poeta, novelista y activista de los derechos humanos Gioconda Belli

Gioconda Belli, escritora nicaragüense. Jader Flores/ LA PRENSA/ARCHIVO

El Centro Nicaragüense de Escritores (CNE) dedica revista literaria El Hilo Azul en su edición número 18, a la poeta, novelista y activista de los derechos humanos Gioconda Belli.

“La mujer habitada” (1988) fue ganadora del premio Anna Seghers en Alemania en 1989, recuerda el escritor Sergio Ramírez en su texto de presentación titulado “Gioconda Belli, la mujer habitada”, al destacar la carrera literaria de Belli, en la revista El hilo azul.

Esta trae en su contenido una valiosa colección de ensayos que enaltecen la vida literaria de la poeta, quien en los últimos años ha sido merecedora de premios literarios; así sobre derechos humanos y por la libertad de expresión.

Será presentada este miércoles 10 de julio a las 5:00 p.m., en el Centro Cultural Pablo Antonio Cuadra. Entrada libre. Invita el Centro Nicaragüense de Escritores.

Esta publicación al cuido del escritor Arquímedes González, contó con el respaldo de la Cooperación Suiza, el Centro Nicaragüense de Escritores y la librería Hispamer.

Dejamos el texto presentación del escritor Sergio Ramírez Mercado:

Gioconda Belli, la mujer habitada

Los años sesenta del siglo anterior son un parte aguas para la literatura nicaragüense, porque en esa década aparecen voces antes casi por completo ausentes del panorama literario: las de las mujeres, salvo por algunos casos relevantes como son los de María Teresa Sánchez, escritora, editora y promotora cultural, Mariana Sansón Argüello, y Claribel Alegría, cuya brillante carrera literaria fue coronada con el premio de poesía Reina Sofía.

Y estas voces que empiezan a despuntar en los sesenta habrían de volverse relevantes y quedarse para siempre. Es toda una pléyade, algunas de cuyas integrantes ya habíamos citado cuando dedicamos sendos números de a Ana Ilce Gómez y a Vidaluz Meneses: además de ellas, allí están Michéle Najlis, Daisy Zamora, Gloria Gabuardi, Blanca Castellón, Carola Brantome, Milagros Terán, Marta Leonor González, Marianela Corriols. Y Gioconda Belli.

Este número viene ahora dedicado a Gioconda, cuya primera novela La Mujer habitada, ganadora del premio Anna Seghers en Alemania en 1989, cumplió treinta de haber sido premiada. Porque escribir a comienzos de la segunda mitad del siglo, y peor publicar lo escrito, aún seguía siendo todo un atrevimiento. La sombra de la trasgresión y del pecado se cernía sobre las cabezas de quienes ponían en entredicho los deberes de la vida doméstica y los buenos modales femeninos, entre ellos el deber del silencio, hijo de la obediencia. Y peor, si como en el caso de Gioconda
exponían su propia intimidad y lo que la sexualidad representaba en sus vidas.

Foto de portada de la primera novela escrita por Belli en 1988 , La mujer habitada. LA PRENSA/REPRODUCCIÓN

En una tierra sísmica como la nuestra, la publicación en 1972 de su primer libro de poemas Sobre la grama, que ganó el premio Mariano Fiallos Gil otorgado por la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, representó un verdadero terremoto. Los sentimientos y sensaciones de la mujer, la escritura en la piel desnuda como un tatuaje indeleble, se integraban sin disimulos ni simulaciones en una visión lírica que a muchos escandalizaba y desconcertaba.

Pero detrás estaba el sólido y entusiasta respaldo de los grandes maestros, José Coronel Urtecho, Pablo Antonio Cuadra, Carlos Martínez Rivas.

Gioconda tenía 22 años entonces, y aquel sería el primero de sus numerosos premios literarios, al que sumarían, ente otros, el Premio Biblioteca Breve de Seix Barral en 2008, por la novela El infinito en la palma de la mano, que mereció también el premio Sor Juan Inés de la Cruz que se concede en el marco de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

Su carrera como poeta y como novelista apenas despuntaba, pero era ya desde entonces la mujer habitada, llena de la pasión por la literatura, por la utopía de un nuevo país que quiso hacer posible incorporando a la lucha revolucionaria, memoria de lo cual dejó en su libro El país bajo mi piel; y por la defensa de la igualdad de la mujer y de los derechos humanos, tarea que cumple desde la presidencia del Pen Nicaragua.

Con Gioconda, autora de más de 20 libros, y traducida a numerosos más, celebramos la literatura nicaragüense y la literatura de nuestra lengua.