Policía Orteguista secuestra a un arquitecto en Masaya y lo traslada al Chipote

La hija de Bayardo José García Vivas cree que vecinos fanáticos orteguistas denunciaron a su padre de haber participado en las protestas cívicas el año pasado

Nicaragua, Secuestros, Dictadura

Gabriela García González y su padre el arquitecto Bayardo José García Vivas. LA PRENSA/CORTESÍA

Bayardo José García Vivas fue secuestrado por agentes y antimotines de la Policía Orteguista (PO) este lunes a eso de las 11:20 de la mañana, mientras realizaba trabajos de soldadura en su casa de habitación, ubicada cerca de la placita de Monimbó, en Masaya. García se encuentra retenido en la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), conocida como El Chipote, informó su hija Gabriela García González.

Al entregar su cédula de identidad, García, de 52 años y arquitecto, fue lanzado al piso por los uniformados, quienes lo “enchacharon”. Su vehículo fue requisado, pero no le encontraron armas, ni sustancias prohibidas, detalló su hija.

Lea también: Secuestros y asedio contra manifestantes a la orden del día

“Era solamente una patrulla, cuatro antimotines y dos policías: el que iba manejando y otro que custodiaba el carro cuando lo estaban revisando”, dijo Gabriela, quien agregó que a su padre se le llevaron una chaqueta y unos guantes que utiliza para trabajos de soldaduras.

Al momento del secuestro, García, quien ha sido un opositor al régimen orteguista, diseñaba una cuna para su hija que este martes cumple nueve días de nacida. De él dependen económicamente cuatro de sus seis hijos.

Lea además: Policía Orteguista continúa con los secuestros en Masaya

Gabriela cree que vecinos fanáticos al orteguismo denunciaron a su padre de haber participado en las protestas cívicas el año pasado, sin embargo, ella asegura que él no se involucró en nada. Ahora teme que lo vinculen en algún delito por lo que este martes acudió a la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) a interponer la denuncia.

El próximo 17 de julio se cumple un año de la “Operación limpieza” que ejecutó la PO junto a paramilitares en los tranques en Masaya, donde hubo una serie de detenidos, heridos y muertos; y el asedio policial, según Gabriela, continúa en los barrios de la ciudad. La placita de Monimbó desde hace casi un año se mantiene vigilada por antimotines.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: