Estados Unidos deporta a más de 50 nicaragüenses que huyeron de la crisis

Este miércoles arribó a Nicaragua otro avión con deportados. Una parte de estos intentaron entrar a Estados Unidos, huyendo de la crisis

deportados

Momentos en que Jorge Ulises Rodríguez es recibido por su familia en Managua, tras su deportación de Estados Unidos. LAPRENSA/U.MOLINA

Producto de la crisis sociopolítica en Nicaragua, Jorge Ulises Rodríguez quedó sin trabajo y decidió migrar a Estados Unidos, logrando cruzar su frontera de manera ilegal pero siendo detenido por las autoridades cuando casi llegaba a Houston. Este miércoles Rodríguez fue deportado junto a más de cincuenta nicaragüenses, muchos de ellos salieron huyendo de la violencia y crisis económica.

Rodríguez, de 27 años y originario del departamento de Estelí, fue recibido por su madre, su esposa y dos hijos. Al menor de ellos era la primera vez que miraba y abrazaba porque cuando hizo maletas y se marchó hacia el norte todavía no había nacido. “Tenía seis meses de embaraza”, dijo refiriéndose a su esposa.

Lea también: Desaparecidos en Nicaragua otro drama en esta crisis sociopolítica

Aunque ingresar a Estados Unidos de forma ilegal es un drama humano lleno de riesgos, su caso fue menos complicado que el de otros porque llevaba el dinero para pagarle a un coyote para que lo cruzara. Así fue, esta persona logró pasarlo a través del Río Bravo, por el lado del municipio de Reynosa, México, y caminó por tierras estadounidenses durante nueve días, hasta que fue detenido, cuando estaba cerca de la ciudad de Houston. “Pasé 11 meses detenido, hasta ahora que me deportaron”, agregó mientras cargaba en brazos a uno de sus retoños.

Deportados
Familiares de nicaragüenses deportados esperan a que salgan. Desde que estalló la crisis el éxodo ha aumentado. LAPRENSA/U.MOLINA

El avión en que venían todos arribó aproximadamente al mediodía de ayer, pero las autoridades nicaragüenses los sacaron tres horas después. Primero les tomaron sus datos personales y les preguntaron hace cuánto tiempo abandonaron el país y cuál fue la razón.

Algunos al Chipote

En ese grupo de deportados venían personas que el año pasado tuvieron participación en las protestas contra el régimen de Daniel Ortega, sin embargo no hubo detenciones, solo que unas 15 —no precisamente autoconvocadas— fueron llevadas a la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), conocida como el Chipote, para entrevistarlas y dejarlas libres en la caída de la tarde.

Le puede interesar: 22 segovianos han muerto en España desde 2016 en la búsqueda de una vida mejor

Esto fue lo que informaron a sus familiares que esperaban impacientes tras la malla y que reconocieron temer que los deportados quedaran detenidos por alguna otra razón.

Desde que estalló la crisis sociopolítica en Nicaragua, el 18 de abril de 2018 a raíz de una reforma al Seguro Social, miles de nicaragüenses se han vistos forzados a emigrar. Costa Rica y Estados Unidos son de los principales destinos y las razones son: para no ser preso político del régimen, para no ser asesinado por policías o paramilitares, o por la crisis económica del país.

Nicaragua ha tenido una histórica migración hacia Estados Unidos, pero no mayor al flujo de los países vecinos del triángulo norte: Honduras, El Salvador y Guatemala.

Lea también: Nicaragua, el nuevo trampolín de los cubanos para llegar a Estados Unidos

Pero en esta crisis la cantidad de nicaragüenses que abandonan su patria ha incrementado con respecto a los años anteriores. Algunos tratan de ingresar ilegalmente, como Jorge Ulises Rodríguez; otros lo han hecho legalmente y estando allá solicitan el asilo y permiso de trabajo.

El drama de los centroamericanos

Los centroamericanos que por alguna razón deciden abandonar sus países y tratar de cruzar ilegalmente la frontera que comparte México y Estados Unidos, se exponen a robos, violaciones, secuestros, extorsiones y muerte, por parte de narcotraficantes, secuestradores e incluso algunas autoridades mexicanas que están coludidas con el crimen organizado.

Lea además: Migración y policías orteguistas abusan en puesto migratorio de Peñas Blancas

Hay varias rutas y cruces en territorio mexicano, sin embargo una de las pocas usadas ahora es por Ciudad Juárez sencillamente por ser una de las ciudades más peligrosas, donde cualquier migrante puede ser secuestrado o asesinado.

Si se corre con suerte y se llega a Estados Unidos, sin ser una víctima más del narcotráfico en México, se tiene que caminar durante varios días hasta llegar a las zonas pobladas.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: