Hieren a balazos a un preso político excarcelado en Wiwilí, Nueva Segovia

José Martínez Vásquez recibió al menos tres disparos: uno en el cuello, otro que afectó los riñones y otro en el brazo izquierdo

Wiwilí, preso político

El excarcelado fue acusado de terrorismo y pasó casi 10 meses preso en Managua. LA PRENSA/Cortesía

José Alejandro Martínez Vásquez, de 27 años, preso político excarcelado del régimen orteguista, fue internado en el hospital de Quilalí, Nueva Segovia, después que lo balearon el jueves reciente a una cuadra de su casa en Wiwilí, supuestamente por un expolicía que ahora es paramilitar, señalaron familiares. La víctima recibió tres disparos, según su mamá, Luz Marina Vásquez.

Según Vásquez, su hijo recibió al menos tres disparos: uno cerca del cuello, otro que afectó los riñones y otro en el brazo izquierdo. “Por los lugares donde lo hirieron, lo querían matar”, dijo Vásquez.

Lea además: Justicia orteguista cita a juicio al preso político “La Loba” para este lunes, mientras familiares desconocen su estado de salud

Los hechos sucedieron cerca de las 9:00 p.m., a una cuadra y media de la estación de Policía de ese municipio, lugar donde está ubicada la vivienda del afectado, que fue excarcelado el 15 de marzo del 2019.

“Mi hijo salió a llamar a su primo a la calle cuando le dispararon”, añadió Vásquez. Junto a él fue baleado su primo Ander Martínez, quien recibió solo un disparo y está fuera de peligro.

No puede moverse

Tomás Martínez, tío del excarcelado, refirió que el joven está delicado porque tiene una bala alojada en la columna y no puede moverse. “Los médicos no dicen exactamente cuántos disparos tiene, pero está bastante fregado. Le hicieron una operación y tiene una bala por la columna y no puede mover las piernas. Está vivo porque Dios es grande”, confió don Tomás.

Lea también: Policía Orteguista asedia la iglesia Divina Misericordia, en Managua

Manifestó que su sobrino identificó al paramilitar que le disparó y asegura que es un expolicía que fue integrado como paramilitar para reprimir al pueblo durante las protestas de abril y julio de 2018.

“Anda armado a vista y paciencia de la Policía. Aquí viven asesinando a los campesinos, la gente no denuncia. Hace un mes mataron a un contra, le decían el Licenciado”, dijo don Tomás.

Le puede interesar: Familiares buscan a una mujer que desapareció hace 19 días en Matagalpa

Según la madre del excarcelado, a pesar que su hijo estuvo preso casi nueve meses, en las mazmorras del Chipote y luego en el Sistema Penitenciario de Tipitapa, desde el 28 de junio de 2018, fecha en que fue secuestrado por la Policía Orteguista (PO), nunca fue puesto ante autoridad judicial.

Más asedio y detenciones

Otros casos de asedio y detención a excarcelados ocurrieron en Estelí y Managua. Las víctimas son Kevin Orlando López Arostegui, de la ciudad de Estelí, y Brayan Cruz Calderón.

La abogada Verónica Nieto, de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), dijo que a López Arostegui lo capturaron el pasado jueves 11 de julio, entre las 10:30 y 11:00 a.m., cuando el joven circulaba por una de las calles de Estelí. Agregó que lo acusan de posesión de droga y está incomunicado. López Arostegui fue excarcelado el 15 de marzo.

Mientras que Cruz Calderón, quien fue víctima de torturas hasta cercenarle el testículo izquierdo, fue detenido el pasado 23 de junio a las 11:00 a.m. Según Esperanza Calderón, madre de Cruz Calderón, ahora lo acusan de robo con intimidación, hecho que supuestamente ocurrió en abril del 2018.

Marcos Carmona, director de la CPDH, indicó que a pesar de que Cruz Calderón enfrenta secuelas psicológicas y lesiones permanentes en su cuerpo, “la persecución continúa al punto que ha sido detenido nuevamente y, como siempre, inventándole cualquier tipo de delitos para ser capturado”.