Martín Guevara: «Un momento vergonzoso fue la derrota que me impidió alcanzar el título de Maestro Internacional (de ajedrez)»

El rector de la UAM empezó a jugar ajedrez a los 12 años, a los 17 logró el primero de los ocho campeonatos que colecciona y forma parte del Salón de la Fama

Martín Guevara, UAM

LA PRENSA/Oscar Navarrete

A los 12 años empezó a jugar ajedrez, a los 14 ya era parte de la Selección Nacional y a los 17 había logrado el primero de los ocho campeonatos que colecciona y recibe el título de Maestro FIDE. Desde el 2017 es miembro del Salón de la Fama del Deporte Nacional.

Martín Guevara Cano tiene 54 años y es originario de León, pero llegó a Managua a los 10 años. Es ingeniero mecánico e ingeniero industrial, con maestrías en gestión social y proyectos. Ingresó a la Universidad Americana en (UAM) el 2001 como docente. Luego fue coordinador de la carrera de Ingeniería y desde el 2007 fue nombrado decano de la Facultad, hasta diciembre de 2018 cuando asumió la rectoría de la universidad.

Lea además: Rosa Membreño: “Tengo una colección como de 30 Snoppy, son mis muñecos favoritos”

Un libro.

El Principito.

Película que lo haya hecho llorar.

La lista de Schindler.

Una canción.

A mi manera, de Frank Sinatra.

Un sueño no cumplido.

Casarme por la Iglesia.

Puede interesarle: Miguel Mendoza: “No puedo despreciar un nacatamal los sábados”

Un momento vergonzoso.

La derrota que me impidió alcanzar el título de Maestro Internacional (de ajedrez).

¿Cuántos torneos jugó?

Jugué más de cien eventos y gané más de ochenta.

¿Qué personaje nicaragüense le gusta?

Admiro a Carlos Mejía Godoy.

¿Comida que no puede rechazar?

Un tres leche.

Lea también: Edwin Carcache: “Si tuviera a Ortega de frente le diría que se vaya por la ruta”

¿Canta en la ducha?

Seguramente. Muy mal, pero lo hago (ríe).

¿Ha estado a punto de morir?

Sí, en una piscina.

Defínase en tres adjetivos.

Perseverante, enfocado, disciplinado.

¿Qué quería ser cuando era niño?

Doctor.

Lea también: Lesther Alemán: “Quiero seguir los pasos de Carlos Fonseca”

Si tuviera 10 segundos para pedir un deseo, ¿qué pediría?

Amar.

Lo más difícil de ser docente.

Generar entusiasmo y motivación en los estudiantes.

¿Dónde serían sus vacaciones ideales?

Roma.

¿En qué época le hubiese gustado vivir?

En 1800. Había otra cultura, otra forma de entender la vida.

Lea también: Anthony Matthews: “Me ponen nervioso los sapos”

Manía o hábito extraño.

Pasarme la mano por el cabello.

Si pudiera escoger a cualquier persona en el mundo, ¿a quién invitaría a cenar?

A (Nelson) Mandela.

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: