Exmilitares crean batallón de “defensores” orteguistas en Carazo

El llamado Batallón Estructurado para la Defensa del Poder Revolucionario lo integran trabajadores del régimen, paramilitares y expolicías y militares retirados

Carazo

Los integrantes de la Comisión Nacional de Atención al Sandinismo Histórico, en San Marcos, Carazo. LAPRENSA/CORTESÍA

Militares en retiro, excombatientes y viejos cuadros del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) que forman parte de la llamada Comisión Nacional de Atención al Sandinismo Histórico, se reunieron el fin de semana reciente en San Marcos, Carazo, para anunciar el denominado Batallón Estructurado para la Defensa del Poder Revolucionario.

El anuncio se hizo en Carazo, uno de los departamentos que más sufrió los ataques de policías y parapolicías orteguistas en las sangrientas “operaciones limpieza” que dejaron cientos de asesinatos impunes.

Lea además: Régimen orteguista premia a militante señalado de armar a paramilitares en Carazo y lo nombra secretario político del departamento

La mesa, en la que habían en su mayoría hombres de la tercera edad estaba integrada por: Uriel Calderón Aburto, miembro de la estructura política del FSLN, y Yulinda Téllez, alcaldesa orteguista de San Marcos. Glauco Robelo, general de brigada en retiro y exjefe de la Dirección de Información para la Defensa; Leopoldo Rivas Alfaro, antiguo comandante guerrillero y general de brigada en retiro.

Puede leer: Sobreviviente de la operación limpieza de Masaya: “Ortega será siempre recordado como el dictador más grande de Nicaragua”

Según el mayor en retiro y exiliado político Roberto Samcam, Rivas Alfaro durante la crisis iniciada en abril de 2018 se organizó junto a un grupo de altos mandos militares en retiro y siguiendo las órdenes directas de Daniel Ortega, dirigió el ejército parapolicial que ejecutó la “operación limpieza” en Carazo.

Funcionario activo

En la mesa además figuró Ernesto Martínez Tiffer, director del Instituto Nicaragüense de Energía (INE); José Dolores Talavera Silva (alias Pedrón), mayor retirado del Ejército; Jorge Acosta, secretario político departamental del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN); el siguiente no se logra identificar y por último aparece Sergio Chamorro, capitán en retiro del Ejército.

Chamorro, conocido como Chamorrón, y Acosta, apodado como Sanyón, han sido señalados por Samcam y excarcelados políticos de armar y coordinar a los paramilitares en el departamento de Carazo.

Lea además: Alcalde de Jinotepe niega la masacre del 8 de julio en Carazo

Recientemente se conoció que el régimen premió a Acosta al nombrarlo secretario político departamental del FSLN, porque antes era secretario político municipal en San Marcos, ciudad que durante la crisis funcionó como santuario de los paramilitares que salían a sembrar el terror en los municipios y departamentos cercanos, bajo protección y coordinación de la Policía Orteguista (PO).

También integra el citado “batallón” el mayor en retiro del Ejército Marco Tulio Navarro, oficial de la Contrainteligencia Militar durante toda su vida castrense y quien participó en la “operación limpieza” en Carazo y Masaya, y junto con Sanyón dirigió los ataques a Masatepe y Jinotepe antes del 8 de julio.

Navarro es secretario político municipal de San Marcos.

Lea también: Policía Orteguista asedia a pobladores que participaron en una misa en Jinotepe a un año de la masacre

El llamado Batallón Estructurado para la Defensa del Poder Revolucionario lo integran trabajadores del régimen, paramilitares y expolicías y militares retirados, junto a miembros de la Juventud Sandinista (JS) y estructuras comunales conocidos popularmente como “Sapos”, de acuerdo a la descripción del mayor en retiro.

Samcam: “Ejército debe darles seguimiento”

Para el militar en retiro Roberto Samcam, el Ejército de Nicaragua está en la obligación de darle seguimiento a estas actividades del sandinismo histórico, bajo el precepto constitucional de que no pueden existir más cuerpos armados que la Policía y el Ejército de Nicaragua.

Lea además: Daniel Ortega rodeado de policías, pero sin pueblo. El dictador saluda a las graderías vacías

Celebran masacre

En un video que circuló la semana pasada en las redes sociales, aparece el alcalde de Jinotepe, Mariano Madrigal, diciendo que conmemoraban “un año en que fuimos librados de los tranques de la muerte”, refiriéndose a la “operación limpieza” que hubo el 8 de julio de 2019.

“No pudieron ni podrán”, se leía en una manta de Jinotepe. Esta es una frase utilizada por el régimen, que insiste que hubo un intento de golpe de Estado.