Luis Enrique Mejía Godoy: “Las revoluciones la hacen los pueblos, no las cúpulas”

El cantautor nicaragüense prepara su nueva canción “Cuarenta años después”, donde reflexionará sobre lo que ha pasado en Nicaragua y cómo los nicas debemos de conmemorar el 40 aniversario de la revolución y sus héroes

Luis Enrique Mejia, compositor nicaragüense. LA PRENSA/Archivo

El cantautor nicaragüense Luis Enrique Mejía Godoy prepara su nueva canción “Cuarenta años después”, donde reflexionará sobre lo que ha pasado en Nicaragua y cómo los nicas debemos de conmemorar el 40 aniversario de la revolución y sus héroes, “sin caer en la tentación de quedarse anclado en el pasado” a como lo hace la pareja dictatorial Ortega-Murillo, su cúpula y fanáticos.

El también autor de la canción “Guitarra armada” –  creada junto a su hermano Carlos y que dio a conocer en 1979 en México –  insta a todos los nicaragüenses sin distingo de color político a reflexionar sobre el triunfo de la insurrección, la caída de la dictadura somocista; pero también sobre la represión sangrienta del 2018 contra estudiantes, campesinos y trabajadores que el régimen niega, oculta y pretende olvidar.

Lea además: 6 de los peores monarcas de la historia

“No quiero decir que vamos a llorar sobre la leche derramada, ni mucho menos mantener una posición trasnochada, sino asumir que nuestra generación fue incapaz de realizar el sueño que nos habíamos planteado en los setenta y que concluyó e inició con la derrota de los Somoza”, dice Mejía Godoy desde Costa Rica, país donde se encuentra autoexiliado.

“Ninguna revolución, ni ningún movimiento cívico por las armas o lo que sea, lo hacen las cúpulas, sino los pueblos a como sucedió en la insurrección popular sandinista”, agrega el autor de las canciones subversivas “La libertad en cada calle” y “Canto a mi pueblo en lucha”, popularizadas en 1978.

El cantautor nicaragüense Luis Enrique Mejía Godoy en 1978 en Costa Rica.  LA PRENSA/Cortesía

Canciones protestan contra represión del régimen

El año pasado y este Mejía Godoy dio a conocer en las redes sociales varias canciones sobre los héroes y mártires de abril, las madres y presos políticos entre ellas: “Mi patria me duele en abril”,  “Carta de un preso político”, “Madre santa” y Monseñor de la patria”.

Ahora anuncia su próxima canción “Cuarenta años después” la que en su estribillo dice: “Cuarenta años después nada ha cambiado / la cúpula del poder a mi pueblo ha traicionado”. El músico espera darla a conocer antes del 19 de julio, o días después.

Lea además: Así te contamos la conmemoración al primer año del ataque a la UNAN y la Divina Misericordia

Es precisamente en esta fecha histórica, el 19 de julio, el FSLN rememora anualmente la derrota del dictador Anastasio Somoza Debayle y su régimen político-militar.

Ahora la historia política y social de Nicaragua ha cambiado a partir del estallido de 18 de abril del 2018.  Al igual la música testimonial, porque «surgió una nueva generación de músicos que tomaron conciencia, junto a los estudiantes y campesinos», comentó Mejía Godoy.

Y citó algunos nuevos nombres que emergieron al calor de las protestas, entre ellos los cantautores Jandir Rodríguez y Bruno Cortina. Y otros con historia musical, como su hermano Carlos y Katia Cardenal.

Sobre su participación el artista comentó que tanto él como su hermano no son militantes de ningún partido o movimiento, sino que son parte de una lucha donde caben todos, independientes de la diversidad de ideas y criterios. 

Canciones del orteguismo ocultan represión

Ahora el orteguismo se prepara para festejar el 40 aniversario; pero en su afán de ocultar la represión y dar la imagen de una “Nicaragua linda” ha organizado festivales de distracción y lanzado el disco “Celebrando 40 en Revolución, la paz y la vida”.

Lea también: Obispo Silvio Báez: “¡Me duele Nicaragua, que quiere ser libre en paz y justicia y no la dejan!”

Sus diez canciones panfletarias repiten el discurso oficial de “amor, paz y reconciliación”, olvidando las masacres, encarcelamiento, torturas, y “operación limpieza” que perpetraron paramilitares, policías y fanáticos orteguistas; hechos que fueron dados a conocer en sus informes organizaciones de derechos humanos.

Mejía Godoy estima que estas son canciones encargadas por el régimen, lo que nunca sucedió con ellos.

Segundo de la derecha a la izquierda. Con el grupo Tayacán, en 1975, en San José, Costa Rica LA PRENSA/Cortesía

“Ni la canción a Carlos Fonseca Amador, ni la canción que le hice a Gaspar García Laviana, ni otras que hicimos a algún héroe nos las encargó absolutamente nuestra conciencia”, explica su creación musical.

No obstante reconoció que los arreglos instrumentales  de estas canciones suenan bien, independientemente de su gusto y  chatura de sus mensajes panfletarios.

Asimismo recordó que para estos años de la lucha sandinista, antes de 1979, nunca oyó canciones dedicadas a Somoza, como las que ahora le cantan a Ortega, los aduladores.

Sobre si sus canciones históricas y las de su hermano van a sonar en este aniversario que ha organizado el orteguismo, dice que no sabe, pero si cree que el pueblo a como las ha venido escuchando desde 1979 a la fecha las seguirá escuchando porque “el orteguismo no las puede borrar o ignorar”.

“Por lo menos en el repliegue andaban sonando, las canciones de Carlos y las mías y del Dúo Guardabarranco”, recordó.

En el año de 1979, Luis Enrique compuso “Amando en tiempos de guerra”. Muchas de estas canciones históricas están vigentes y siguen resonando y protestando contra las injusticias y las dictaduras armadas.

Al respecto el artista citó la frase de una de sus canciones: “Cuando crezcas pueblo mío todo será distinto/en vez de un cuartel, una escuela/ en vez de un fusil un arado”.

Por lo que sus tonadas, agrega el autor, hablan de la mística del pueblo y que no tienen que ver con el partido familiar, Ortega-Murillo que “más bien han traicionado los principios e ideales de lo que pudo haber sido la revolución”.

FSLN fue derrotado en 1990

En su reflexión, Mejía Godoy, observa que muchas personas siguen hablando de la revolución sandinista como que hubiese continuado su proceso. “No entiendo eso como puede ser tan disparatado y manipulador”, dice.

Recordó que hace cuarenta la dictadura somocista fue derrotada gracias al sacrificio del pueblo, donde lógicamente el FSLN tuvo su papel.

Valga recordar que en 1990 el FSLN fue derrotado en las urnas por la Unión Nacional Opositora (UNO)  dirigida por Violeta Barrios de Chamorro. Al perder Ortega, este dijo que gobernaría “desde abajo” y retornó al país otra ola violencia, asonadas y pactos. Y en el período de Enrique Bolaños un intento de golpe de estado.

Estos hechos históricos demuestran el alto nivel de violencia de Ortega, violencia que arrastra desde sus años de juventud y que continúa hasta el presente.

Para  Mejía Godoy este tipo de celebraciones del orteguismo se alejan de su contenido fundamental e histórico y quedan como celebraciones folclóricas donde “reparten comida, chicha y bailan”.

Solo se conocen retazos de historia de la revolución

Lo importante ahora, señala Mejía Godoy, es que las nuevas generaciones conozcan esa historia que se ha vetado y que todavía no se ha escrito todavía en Nicaragua, y de la cual solo se conocen retazos como los escritos por la comandante guerrillera Mónica Baltodano, autora del volumen en tres tomos, “Memorias de la lucha sandinista”.

En tanto él y su hermano Carlos, desde la música dieron a conocer  varias canciones antes y después del triunfo de la revolución. En 1981 lanzaron el disco “Canto épico”, una antología de canciones testimoniales.

Entre el año pasado y este, Luis Enrique Mejía Godoy autoexiliado en Costa Rica, se ha dedicado a componer canciones de protestas contra el régimen de Ortega. LA PRENSA/Cortesía

También lamentó que todavía la “historia como tal no se ha escrito” por lo que todavía se desconoce las gestas de los guerrilleros que lucharon contra la dictadura somocista y que perdieron las vidas, como el padre Gaspar García Laviana, Julio Buitrago, Germán Pomares (El Danto).

“Para mencionar algunos, totalmente ignorados, y otros con algún reconocimiento en alguna esquinita en un barrio, con cuatro adoquines  pintados en rojo y negro y una plaquita, ahí quedaron los héroes. A lo sumo el nombre de una escuelita”, criticó el músico.

Mejía Godoy entre 1970 y 1979 dio a conocer “Hilachas de sol”, “Este es mi pueblo” y “Para luchar y quererte”, entre otras, con las cuales se sumó al movimiento de la nueva canción de compromiso, a la que se sumaron con sus letras poetas como Leonel Rugama, entre otros.

«Daniel el eterno candidato»

En  los últimos doce años el oficialismo ha rendido culto a la imagen de la pareja Ortega y Murillo en los medios afines, todos los días. Así en mega rótulos por todo el país.

Cabe recordar que en 1979 cuando los nueve comandantes del FSLN llegaron al poder, el primer decreto fue para honrar la memoria heroica de los héroes y mártires que dieron sus vidas por los ideales de la revolución para el pueblo.

Cuando retornó Ortega al poder nombró a su esposa Rosario Murillo, coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, dándole poder para controlar además los secretarios políticos y las municipalidades.

Al comentar estos dos hechos de la historia – la de los héroes y mártires y reparto del poder entre Ortega y Murillo -, el músico comentó que definitivamente eso te da una lectura de cómo este partido, que primero fue un movimiento guerrillero, se convirtió en un partido político-militar, “consecuencias que ahora estamos sufriendo”.

Recordó que primero – en la década 1980-1990 – se convirtió en una pareja que no era presidencial, sino formada por Daniel Ortega y su hermano Humberto. Uno manejada lo político y otro lo militar y nos acostumbramos a eso.

Y se justificó todo: “unos por románticos, otros por ignorantes, fanáticos, borregos, otros por oportunistas”, dice en su reflexión.

Además se acostumbraron a que “Daniel fuera el eterno secretario del frente sandinista, y el eterno candidato a la presidencia y que representara al frente fuera de Nicaragua en todas las actividades. Y algunos hablan de su relanzamiento en el 2021”, señaló el artista, quien además consideró necesario un replanteamiento de cambios de estructuras del poder en Nicaragua.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: