Al menos dos muertos y unos 2,000 refugiados deja un fuerte sismo en Indonesia

El sismo se produjo el domingo en el norte del archipiélago de las Molucas, a una profundidad de 10 kilómetros, desatando el pánico entre los habitantes

Las personas indonesias se quedan fuera de sus hogares después del terremoto de magnitud 7,3 en Labuha, norte de Maluku. LAPRENSA/AFP

Al menos dos muertos y más de 2,000 refugiados dejó un violento sismo de magnitud 7.3 que sacudió el este de Indonesia, según un balance oficial anunciado este lunes.

El sismo se produjo el domingo en el norte del archipiélago de las Molucas, a una profundidad de 10 kilómetros, desatando el pánico entre los habitantes, que corrieron a refugiarse a áreas elevadas.

Lea además: Sismo de 6.3 grados sacude frontera entre Costa Rica y Panamá

El epicentro se detectó a unos 165 kilómetros al sur de Ternate, la ciudad principal de la provincia del norte de las Molucas. Dos mujeres murieron por la caída de escombros y «más de 2,000 personas fueron evacuadas», indicó Agus Wibowo, portavoz de la agencia de gestión de catástrofes en conferencia de prensa.

Varios cientos de personas se refugiaron en escuelas y edificios públicos. Según el instituto indonesio de geofísica, hasta este lunes se habían registrado al menos 52 réplicas. La región de las Molucas se vio afectada por varios sismos violentos en las últimas semanas, uno de magnitud 6.9 la semana pasada y otro de 7.3 a finales de junio, aunque no causaron daños importantes.

Lea también: Sismo en Loreto: un temblor de magnitud 7,5 sacude el norte de Perú y se siente en Ecuador

Indonesia, archipiélago de 17,000 islas e islotes que se formó por la convergencia de tres grandes placas tectónicas (indo-pacíficia, australiana y euroasiática), se encuentra en el cinturón de fuego del Pacífico, zona de fuerte actividad sísmica.

El año pasado, un sismo de 7.5 seguido de un tsunami en Palu en las islas Célebes, dejó más de 2,200 muertos y miles de desaparecidos. El 26 de diciembre de 2004, un violento terremoto de magnitud 9.1 azotó la provincia de Aceh, en el extremo oeste del archipiélago indonesio, y provocó un tsunami en todo el Pacífico, que dejó más de 170,000 muertos.