Se registran cinco denuncias de secuestros por la Policía Orteguista este fin de semana

La CPDH mantenía una promedio de dos a tres denuncias de secuestro por día, pero desde el jueves 11 de julio, se ha incrementado a más de tres, llegando a cinco denuncias

secuestro

Pablo Cuevas, de la CPDH, acompaña la denuncia de la familiar de María Ruiz, secuestrada por la PO. LA PRENSA/L. López

Al menos cinco casos de secuestro contra autoconvocados hubo durante el último fin de semana, lo que elevaría a más de tres denuncias por día y encendería las alarmas de un recrudecimiento del “modus operandi” de la Policía Orteguista (PO), explicó Pablo Cuevas, asesor legal de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH).

El organismo mantenía un promedio de dos a tres denuncias de secuestro por día, pero desde el jueves 11 de julio se ha incrementado a más de tres, llegando hasta cinco denuncias por día.

María Ruiz Briceño, Juan Palacios y Ericson Pinel son jóvenes que fueron secuestrados por la PO el pasado sábado 13 de julio, luego de participar en un piquete de protesta en la Catedral Metropolitana de Managua.

Lea Además: Desaparecen tres nicaragüenses en Estados Unidos, en su intento por cruzar la frontera

“Estoy presa”, fue el último audio que envió Ruiz Briceño a su hermana, como a las siete de la noche de ese sábado. Minutos antes había enviado el mensaje: “la guardia nos está siguiendo”. Sin embargo, la familiar expresó que el domingo se presentó a la Estación Uno de la PO para saber de la condición de su hermana, pero los oficiales le negaron que estuviera detenida.

“Insistimos en preguntar por ella, nos pidieron cédula (en la PO), nos tomaron fotos, me hicieron esperar por una hora. Exigimos su liberación y que nos digan dónde está, porque fuimos a la estación y la negaron. Nos dijeron que no estaba ahí, pero los chavalos que cayeron con ella (presos) sí nos aseguraron que estaba ahí”, dijo la denunciante.

Al momento de la detención, a Ruiz Briceño le acompañaba un grupo de adolescentes, pero estos fueron liberados por ser menores de edad. Ellos aseguraron que la joven de 22 años estaba junto a Palacios y Pinel en la Estación Uno.

Según declararon los menores de edad, la PO les habría dicho que fueron detenidos por portar bombas, lanzamorteros y armas hechizas. “Ellos no caminan armas hechizas, ellos estaban haciendo una protesta pacífica, a la que todos tenemos derechos, ellos (PO) les imputan eso para tenerlos detenidos”, agregó la familiar.

“Son lamentables los hechos, nosotros reiteramos nuestro acompañamiento en los presentes casos”, aseguró Cuevas.

Joven tiene cinco meses desaparecido

Yader Romero y María Guadalupe Ruiz son otras víctimas de la PO en Managua, ya que fueron secuestrados durante el fin de semana y aún siguen detenidos, informó el abogado Julio Montenegro.

El defensor también destacó el caso de Deyvin Mairena, originario de Sébaco, quien lleva entre cinco y seis meses desaparecido. Hasta el día de hoy la PO no da razón de él y sus familiares desconocen el paradero.

Más casos salen a luz

Las denuncias que reciben los defensores de derechos humanos apenas son una muestra de la represión que ejerce la dictadura de Daniel Ortega en contra de los nicaragüenses, puesto que los números de secuestro que presentan los organismos de derechos humanos pueden ser mayores.

Ejemplo de ello es la situación que vive María Arias, madre de Carlos Alberto Pavón, quien fue detenido la tarde del jueves 11 de julio, pero hasta ayer la PO no permitió que viera a su hijo, quien se encuentra en el nuevo Chipote. A Pavón lo secuestraron cerca de su casa, ubicada en el barrio Evert Jata, en Niquinohomo.

Julio Nicaragua, padre de crianza de Pavón, cree que la detención del joven de 22 años se debe a que el miércoles 10 de julio explotó una bomba en el cementerio de Niquinohomo y la PO quiere responsabilizar a Pavón de ello. Sin embargo, Nicaragua aclaró que el afectado nunca se involucró en alguna manifestación de autoconvocados.

“Nosotros nos sorprendemos que por qué lo agarraron si ni en los tranques estuvo, él no es de ningún partido… uno tiene que buscar cómo denunciar porque no podemos estar en esta situación”, refutó Nicaragua.

El familiar agregó que detrás de la detención del joven está un militante sandinista conocido como Capacha, quien habría informado a la PO que Pavón explotó la bomba. Junto a Pavón estarían cuatro personas más detenidas, según Nicaragua.

CIDH se pronuncia sobre secuestro

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) se pronunció sobre otra arbitraria detención, la del exreo político Kevin López, ocurrida el 11 de julio en Estelí.

Lea También: Jueces archivan expedientes a presos políticos excarcelados, pero no regresan bienes

“La señora Arosteguí denuncia que su hijo no tuvo acceso a un abogado ni le permitieron ver a familiares. La CIDH insta al Estado de Nicaragua a respetar el debido proceso legal de manera tal que Kevin Orlando López Arosteguí tenga patrocinio jurídico y una revisión médica”, publicó en Twitter el organismo internacional.

PO asedia a la CPDH

Un total de siete patrullas llenas de antimotines se apostaron en el costado sur de las instalaciones de la CPDH, luego que un grupo de jóvenes exigiera la liberación de sus compañeros María Ruiz Briceño, Juan Palacios y Ericson Pinel. Los jóvenes realizaron un piquete exprés de apenas cinco minutos, sin embargo la PO llegó después de finalizar la manifestación con un fuerte despliegue policial para intimidar a los autoconvocados.

“Esto no puede seguir así… pero no nos van a intimidar. Vamos a seguir trabajando para que los nicaragüenses sigan denunciando las violaciones a los derechos humanos”, dijo Marcos Carmona, director de la CPDH.