El peso de Dennis Martínez

CONTENIDO EXCLUSIVO. Es la mañana previa al Juego de Estrellas. Dennis Martínez está reunido junto a toda su familia en el sexto piso del Hotel Hilton en Cleveland. Está desayunando y se le acerca a J.D. Martínez para saludarlo, platican por cinco minutos. El Presidente regresa con su esposa y minutos más tarde llega hasta […]

Dennis Martínez junto al comisionado de Grandes Ligas, Rob Manfred. LAPRENSA/GERMAN GARCÍA

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

Es la mañana previa al Juego de Estrellas. Dennis Martínez está reunido junto a toda su familia en el sexto piso del Hotel Hilton en Cleveland. Está desayunando y se le acerca a J.D. Martínez para saludarlo, platican por cinco minutos. El Presidente regresa con su esposa y minutos más tarde llega hasta donde él Freddie Freeman, el mejor primera base de la Liga Nacional. «Yo estuve con él cuando estaba más chamaco»,  comenta. Atrás está Vladimir Guerrero Jr. y al otro lado Gary Sánchez: todos estrellas y, ahí, está la máxima figura del beisbol nicaragüense.

Una semana ha pasado desde que Dennis Martínez estuvo como mánager en el Juego de Estrellas de las Futuras Promesas del beisbol de las Grandes Ligas. «No ganamos ni perdimos, Nicaragua debería estar orgullosa por el trabajo que hicimos», señaló Martínez en su momento.  No obstante, si algo quedó demostrado en Cleveland fue el peso de la máxima figura del beisbol nicaragüense.  En ese nivel se mueve como un pez en el agua.

EN LA MISMA ACTIVIDAD QUE ROB  MAFRED

Dennis Martínez estuvo invitado a la misma actividad que el comisionado de las Grandes Ligas, Rob Manfred, en donde entregaron un salón de artes y música para una escuela en Cleveland.  Martínez habló de la importancia que es la educación en el desarrollo de un país. Se tomó muchas fotos, firmó algunas pelotas y con su acostumbrado traje formal dejó su huella.  «Hubo algunas pláticas para poder llevar a Nicaragua un partido del máximo nivel, aunque fuera de exhibición. Ojalá que el país logre la paz verdadera para que se pueda desarrollar», agregó el Presidente.

Te puede interesar: Dennis Martínez responde intriga sobre si le gustaría ser mánager de un equipo de Grandes Ligas: “Me gustó la experiencia”

SU VALOR INTACTO

Cómo mánager del equipo de la Liga Nacional en el Juego de Estrellas de las Futuras Promesas se llevó elogios de muchos periodistas por su trabajo. Lo mejor fue el manejo del pitcheo, a pesar de que a su cerrador, el mejor de toda Triple A, recibiera un cuadrangular. El uso inmediato del colombiano Luis Patiño fue más que acertado. Asimismo, le dio las libertades a los jugadores que mostraran sus habilidades, como fue el caso de Taylor Trammell, tratando de robarse el plato aunque terminó out, en la repetición se mostraba quieto a todas luces. Sin embargo, las palabras de un alto miembro de los Indios de Cleveland reflejaron su valía en la pelota: «Dennis, es un pecado que usted no esté con nosotros», afirmó.

LA POSTURA EN EL ESTALLIDO SOCIAL

Solamente el hecho de fotografiarse con Lester Alemán fue un mensaje que Dennis Martínez envió a su pueblo. Aún así ha tomado una postura que tiene la mayoría de los nicaragüenses, aun cuando su nombre está plasmado en el nuevo Estadio Nacional, no ha tenido miedo en que sea removido con tal de seguir sus principios.  «En Nicaragua  la situación no se solucionará por unas declaraciones que brinde. Nadie tiene la receta, pero si algo es muy importante es la unidad y el saber perdonar para seguir avanzando»,  expresó Martínez, quien también señaló que no tenía miedo de decir lo que siente. «Antes yo decía que no me metía en política, pero sería un error de mi parte callarme al ver todo lo que ocurre en mi país».

Lea además: Un día con Dennis Martínez: firma autógrafos, motiva a jóvenes y no pierde el baile latino

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: