Lluvia impide jugar el último partido de la serie amistosa entre Cuba y Nicaragua

Nicaragua ganó dos juegos y empató uno para ganarle una serie amistosa a Cuba por primera vez desde 2001, elevando los bonos del equipo.

Wuillians Vásquez pegó un jonrón en el segundo juego de la serie ante Cuba, el sábado en el Estadio Nacional. LA PRENSA/JADER FLORES

El último juego de la serie amistosa entre Cuba y Nicaragua fue cancelado por malas condiciones en el terreno de juego del estadio Yamil Río Ugarte, de Rivas, debido a una llovizna.

Los dirigentes de ambos equipos tomaron la decisión de no jugar porque a pesar del esfuerzo de poner a tono el terreno, todavía había mucha humedad y decidieron no arriesgar la integridad física de los peloteros.

Lea además: Serie con Cuba ha avivado lucha por puestos en la Selección

De modo que la serie concluyó con dos triunfos para Nicaragua y un empate. Los nicas cortaron una hilera de 22 desafíos sin vencer a los isleños y el equipo en general dejó una buena sensación, de cara al torneo de beisbol de los Juegos Panamericanos de Lima, con todo y que Cuba se mostró sin la fortaleza de costumbre.

La serie inició el pasado viernes en León y el juego quedó 1-1. Fidencio Flores se fajó en un duelo de picheo con el estelar tirador cubano Lázaro Blanco.

El segundo desafío fue el sábado en el Estadio Nacional Dennis Martínez y ahí los nicas se crecieron. Jorge Bucardo lanzó cinco entradas perfectas y el picheo nica dejó en un hit a Cuba para derrotarlos 4-1, algo que no ocurría en un juego amistoso desde el 30 de septiembre de 2001. Víctor Duarte y Wuillians Vásquez dieron un jonrón cada uno.

Y el domingo en Matagalpa, Nicaragua se impuso 4-3, con un doblete de dos carreras de Jilton Calderón como factor decisivo, junto a un dominante relevo de Berman Espinoza.

En el plano individual, Bucardo, Vásquez, Calderón y Duarte resaltaron con su actuación.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: