BBC News Mundo

Alfonso Romo, el millonario y mano derecha de AMLO detrás de la renuncia del exsecretario de Hacienda Carlos Urzúa

Así lo reveló el propio Urzúa en una entrevista con el semanario Proceso publicada este domingo en la que el ahora exsecretario acusó a Romo, quien se desempeña como jefe del gabinete de AMLO, de ser un hombre contrario a los ideales del presidente izquierdista.

Alfonso Romo Garza, de 69 años, es el jefe de la Oficina de la Presidencia del gobierno de Andrés Manuel López Obrador. BBC MUNDO/Reuters

La renuncia del secretario de Hacienda Carlos Urzúa, que cimbró al gobierno del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador (AMLO) la semana pasada, tuvo varios motivos, pero uno en específico tiene nombre y apellido: Alfonso Romo Garza.

Así lo reveló el propio Urzúa en una entrevista con el semanario Proceso publicada este domingo en la que el ahora exsecretario acusó a Romo, quien se desempeña como jefe del gabinete de AMLO, de ser un hombre contrario a los ideales del presidente izquierdista.

«Me cuesta entender el tipo de relación que tiene con el presidente. Ideológicamente, Romo es un hombre de extrema derecha«, declaró Urzúa.

Además, afirmó que, en «términos sociales», Romo «oscila» entre las ideologías del grupo conservador católico Opus Dei y de la congregación de los Legionarios de Cristo, cuyo fallecido líder, el sacerdote Marcial Maciel, fue vinculado a numerosos casos de abuso sexual.

«¿Cómo un hombre así, que llegó a admirar a Augusto Pinochet y a Marcial Maciel, acabó no solo siendo amigo de López Obrador, sino incluso siendo el jefe de la Oficina de la Presidencia?», cuestiona el exsecretario.

Alfonso Romo y López Obrador
Romo Garza ha sido un asesor empresarial de AMLO tanto en la campaña de 2012 como en la de 2018. Antes era su opositor. BBC MUNDO/Getty Images

Romo no ha hecho declaraciones públicas sobre los señalamientos, mientras que el presidente evitó este lunes referirse a las declaraciones de Urzúa sobre el que es considerado su «mano derecha».

Pero es sabido que la trayectoria empresarial y política de Romo Garza es cercana a lo que AMLO ha llamado la «mafia del poder», fue opositor del izquierdista en la elección de 2006, pero cambió de opinión en 2011.

¿Quién es Alfonso Romo?

Alfonso Romo Garza nació en Ciudad de México en 1950 y desde su infancia fue educado en colegios católicos.

Casi toda su vida la ha desarrollado en la ciudad industrial de Monterrey, Nuevo León, donde se graduó como ingeniero agrónomo en el prestigioso Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey .

Se casó con Maca Garza Lagüera, integrante de la acaudalada familia empresarial estatal Garza Sada.

A principios de la década de 1990, llegó aparecer en la lista de los hombres más ricos del mundo de la revista Forbes por sus exitosos negocios, aunque salió de ella luego de la crisis económica mexicana de 1995.

Alfonso Romo
Romo es presidente y fundador de varias compañías y firmas de negocios, principalmente del ramo agroindustrial. BBC MUNDO/Getty Images

Uno de los primeros fue la adquisición de la tabacalera La Moderna en la década de 1980, empresa que luego vendió al poderoso consorcio británico British American Tobacco.

También presidió Seguros Comercial América que fue adquirida en 2001 por la multinacional ING por un valor cercano a los US$800 millones.

Fue fundador de Semis, una de las más grandes empresas de producción de semillas que ahora es parte del gigante de la industria Monsanto.

Además es presidente y fundador de Savia, una firma del ramo agroindustrial, así como Grupo Plenus que maneja negocios de biología sintética y agrobiología, y también del grupo inmobiliario Omega.

También encabeza Vector, la casa de bolsa independiente más grande de México.

Romo Garza además practicó durante varios años la equitación y representó a México en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996 y Sídney 2000.

De la «mafia del poder» al gabinete

El acercamiento a la política de Romo, dice el empresario, se dio por el ADN que lleva.

El tío de su abuelo fue el presidente Francisco I. Madero, el hacendado que encabezó el levantamiento armado de la Revolución Mexicana con el que derrocó al general Porfirio Díaz que gobernó de 1876 a 1910.

Francisco I. Madero
Romo Garza tiene parentesco con el presidente mexicano Francisco I. Madero, a quien AMLO considera «apóstol de la democracia» mexicana. BBC MUNDO/Getty Images

En la década de 1990 fue cuando se acercó a los políticos de Nuevo León del oficialismo, tanto del Partido Revolucionario Institucional (centro-derecha) como del Partido Acción Nacional (derecha).

El empresario ha reconocido en varias entrevistas su gran relación con el expresidente Carlos Salinas de Gortari (1988-1994), en cuyo periodo de gobierno Romo Garza generó varios de sus grandes negocios.

AMLO ha tildado innumerables veces a Salinas el «jefe» de la «mafia del poder».

Durante dos décadas, López Obrador así ha llamado a un grupo de empresarios y políticos a quienes atribuye los problemas económicos y sociales del país, tanto pasados como actuales.

Eso Romo Garza lo sabe y no lo elude: «Soy de la mafia del poder converso», dijo entre risas durante la campaña electoral del año pasado en una entrevista con El Financiero.

Carlos Salinas
Salinas de Gortari gobernó México de 1988 a 1994, periodo en el que se dieron privatizaciones de las empresas estatales. BBC MUNDO/Getty Images

Aseguró que en la elección presidencial de 2006, en la que AMLO dice que fue víctima de un fraude, impulsó la creación Opción Ciudadana como un partido «para que Andrés no llegara (a ser presidente)».

Pero su opinión del político dio un giro de 180° en 2011, cuando AMLO se le acercó para plantearle su proyecto político.

«Honestamente me sorprendió su calidez, su sencillez, su conocimiento de todos los Méxicos, su convicción«, dijo Romo Garza a El Financiero.

A partir de entonces se sumó como puente entre el sector empresarial mexicano y la campaña del político, primero más discretamente en la elección de 2012 y luego como uno de los consejeros más cercanos en la exitosa campaña de 2018.

«Conflicto de interés»

No solo la ideología de Romo Garza es lo que el exsecretario Urzúa critica del empresario.

En su carta de renuncia denunció que su salida del gabinete de AMLO se dio dadas las diferencias con «personajes influyentes del actual gobierno con un patente conflicto de interés«.

Carlos Urzúa y López Obrador
Carlos Urzúa fue secretario de Hacienda de AMLO desde el 1 de diciembre de 2018 hasta el pasado 9 de abril. BBC MUNDO/Reuters

Urzúa dijo a Proceso que esa referencia es hacia Romo Garza, y aunque dice no tener constancia de que el empresario esté beneficiando a sus negocios por su puesto público, dejó en el aire la sospecha.

«No me consta (el conflicto de interés), pero dado que en la jefatura de la Oficina de Presidencia se maneja a diario un cúmulo de información económica confidencial, uno quisiera que Alfonso Romo y sus familiares hasta el primer grado no tuvieran actualmente participación accionaria alguna en la casa de bolsa Vector«, afirmó el exsecretario.

Considera que la participación en la política de Romo Garza tiene como objetivo un «renacer»-

«Después de haber estado en la lista de Forbes, está buscando ser lo que alguna vez fue. Es entendible que esté tratando de encontrar nuevamente un espacio. Entiendo su postura, lo que no puedo entender es que López Obrador lo tenga en su gobierno», señaló a Proceso.

La respuesta de AMLO

Este lunes el presidente mexicano evitó pronunciarse hacia las declaraciones de Urzúa, quien además hizo comentarios sobre el actuar del mandatario.

«Me dijo que yo era un neoliberal. Para López Obrador, cualquiera que lo critique lo es», dijo en la entrevista, pese a que también lo reconoció como «el mejor político vivo que existe hoy en México».

Alfonso Romo y López Obrador
Romo Garza ha sido considerado un puente entre López Obrador y el sector empresarial desde la campaña de 2012. BBC MUNDO/Getty Images

Como hace una semana cuando presentó su carta, AMLO opinó que la postura de Urzúa responde a la resistencia al cambio de rumbo que su gobierno le ha dado a la política económica y social.

«Entiendo que es mucha la nostalgia por el neoliberalismo, fueron 36 años, lo he explicado aquí», dijo al ser cuestionado por la prensa.

«¿Qué pensaban, que iba yo a llegar y como lo único que me importaba era el puesto iba yo a adaptarme y a dedicarme a hacer lo mismo? No, no lucho por cargos… lucho por ideales».

BBC News Mundo