Los jonrones de Cheslor Cuthbert no son los más largos. Alex Blandino y Everth Cabrera tienen los récords

Cheslor es más un bateador de líneas, pero le pega fuerte a la pelota y así la hace viajar lejos, y este año sus jonrones tienen un promedio de 398.5 pies.

Cheslor Cuthbert tiene tres jonrones de 400 o más pies este año. LA PRENSA/AFP

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

Desde la creación del programa computarizado statcast, en el beisbol se miden hasta los suspiros. Ahora se sabe con datos precisos por ejemplo quien es el corredor más rápido, el lanzador que suelta más fuego al plato o el bateador que le pega más duro a la pelota y quien la hace viajar más lejos.

El nica Cheslor Cuthbert nació en las Grandes Ligas de forma paralela a la statcast en 2015 y así sabemos que de sus 24 jonrones como bigleaguer, solamente nueve han saltado la barrera de los 400 pies recorridos y el proyectil que más lejos ha enviado le pegó el pasado 6 de junio en el Kauffman Stadium, de Kansas City, ante el tirador de Boston Ryan Weber.

Cheslor conectó su sexto cuadrangular del año este jueves y statcast reflejó que fue un tablazo que voló 411 pies en 4.5 segundos y que salió del madero del costeño a una velocidad de 104 millas por hora, con un ángulo de 22 grados y que además alcanzó una altura de 62 pies.

Las estadísticas reflejan que cuando un bateador es capaz de golpear la pelota a más de 100 millas por hora,  duplica sus oportunidades de conseguir un hit. Entre más duro se le pegue a la pelota, es más difícil de atraparla y hay más chance que cruce la cerca.

El batazo más duro de Cheslor también lo tiene este año. El 21 de junio hizo que una pelota saltara de su madero a 108.6 millas por hora ante un lanzamiento del zurdo venezolano Martín Pérez y la conexión se convirtió en un cuadrangular. A pesar que el costeño le dio más duro que nunca, solo alcanzó un recorrido de 384 pies porque fue un batazo de línea, con un ángulo de 20 grados y que duró en el aire solamente 3.8 segundos. Un auténtico proyectil.

El ángulo del swing de Cheslor es una explicación del porqué no consigue batazos monstruosos. Es más un bateador de líneas que de repente consigue elevarlas para que salten sobre la barda.

El promedio de los jonrones de Cheslor en su carrera es de 391 pies, pero este año parece haber hecho ajustes porque tres de sus seis jonrones han pasado los 400 pies, incluyendo el más largo de su carrera (426) y su media este año es de 398.5 pies por cada cuadrangular.

Lea además: Cheslor Cuthbert literalmente está pegándole más duro a la pelota

Blandino sorprende

En Ligas Menores no se emplea mucha tecnología pero hay esfuerzo y así un informe del juego del 6 de junio en Charlotte reflejó que Alex Blandino, quien juega para Lousiville, disparó dos cuadrangulares, el primero de 435 pies en el primer inning, y el otro de 441 en el tercer episodio. Estos dos batazos son los más largos de un nica, documentados hasta el momento.

El «poder» de Cabrera

Una sorpresa mayor es que los jonrones de Everth Cabrera han sido en promedio más lejos que los de Cheslor. De 12 vuelacercas que tuvo el nandaimeño entre 2009 y 2014, hay registro de la distancia recorrida de nueve de ellos y tienen un promedio de 409 pies cada uno.

Es más, Cabrera tiene el récord del jonrón más largo para un nica en Grandes Ligas, porque no hay datos de los batazos de David Green y Marvin Benard. Cabrera disparó un cuadrangular de 435 pies de distancia el 28 de mayo del 2012 en el Wrigley Field de Chicago, bateando de perfil derecho ante el zurdo Travis Wood.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: