Zona de Strikes: Jonathan Loáisiga lanza hoy en juego simulado

Jonathan Loáisiga ya comenzó a lanzar ante bateadores. Este sábado lanza en un juego simulado y el miércoles podría lanzar en la Liga de Novatos

Yanquis y Boston

Edgard Rodríguez C.

Aunque el aterrizaje de Jonathan Loáisiga en Nueva York continúa siendo un misterio, ya ha sido definida buena parte del itinerario que tiene como destino final precisamente La Gran Manzana, donde espera unirse a los Yanquis antes de la conclusión de la actual temporada.

“Este sábado lanzaré en un juego simulado”, señala Loáisiga, quien está en Tampa, Florida, donde está ubicado el cuartel general de los neoyorquinos. El nica está en lista de lesionados desde el pasado 10 de mayo por una tensión presentada en el manguito rotador.

El ritmo del proceso lo va a dictar cada sesión de trabajo, no en términos de resultados, sino si presenta molestias o si no tiene dolor. Si todo sale bien, la próxima parada es lanzar en la Liga de Novatos ahí en Florida, donde iniciaría la rehabilitación en un circuito profesional.

“Hasta ahora, todo ha ido bien, gracias a Dios. No he tenido molestias. Así que espero que todo avance hacia el momento en que ya pueda estar disponible para lo que decida el equipo”, señala el tirador nica de 24 años y considerado por expertos el mejor prospecto de pitcheo en los Yanquis.

En medio de una destacada temporada de los Yanquis, el brazo de Loáisiga pareciera no ser necesario, pero la ausencia de Luis Severino ha hecho que los Mulos tengan que usar “opener” en algunos juegos, es decir, relevistas como abridores de modo ocasional. Chad Green es un ejemplo clásico.

Green ha realizado ocho aperturas este año. En 2018 no hizo ni una. Él y el zurdo cubano Nestor Cortez Jr. se han encargado de suplir a un abridor y llevan el juego hasta las entradas en las que ya están disponibles los relevos de jerarquía. También el mexicano Luis Cessa está en esta labor.

“Si todo continúa bien como hasta ahora, el miércoles debo lanzar en la liga rookie. Y después vamos a ver qué es lo que pasa”, afirma Loáisiga, un lanzador de un repertorio electrizante, pero privado de brillar por una seguidilla de lesiones en toda su carrera como lanzador profesional.

Después de registrar 2-0 y 3.00 en cuatro aperturas en el 2018, con 21 ponches en 18 innings, Loáisiga parecía en camino a establecerse, pero presentó dolores en el hombro y cuando volvió tuvo 0-0 y 10.80 en cinco salidas de relevo.

Este año lleva 1-1 y 4.50 en cuatro partidos, tres de ellos como abridor. Ahora sigue el proceso de retorno. Ojalá vuelva totalmente sano para que pueda mostrar lo que es capaz en el mejor beisbol del mundo.

Sigue a Edgard Rodríguez en Twitter: @EdgardR

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: