Elmer Reyes vive una sequía con los Bravos de León en la Liga Mexicana

Elmer Reyes es considerado el mejor jugador de cuadro que tiene Nicaragua, sin incluir a Cheslor Cuthbert. Sin embargo, está pasando por una mala racha en la Liga Mexicana de 21 turnos en blanco

Elmer Reyes jugando como tercera base de los Bravos de León. LAPRENSA/TOMADA DE FACEBOOK

Elmer Reyes es considerado el mejor jugador de cuadro que tiene Nicaragua, sin incluir a Cheslor Cuthbert. Sin embargo, está pasando por una mala racha en la Liga Mexicana de 21 turnos en blanco. Cuando fue llamado por los Bravos de León, Reyes dejó todo en el país. Tenía tranquilidad en los Dantos y la opción de representar a la Selección Nacional en Lima, en los Juegos Panamericanos, pero la opción económica muy rentable del conjunto azteca lo hizo dar ese paso que buscaba desde su salida en los Olmecas de Tabasco.

Los números de .345 en porcentaje de bateo, 15 empujadas, 30 imparables en 87 turnos al bate reflejaba lo consistente del nicaragüense en su paso este año en Tabasco, hasta que surgió el inconveniente con un directivo, a quien Reyes acusó de no haberle pagado y las represalias contra él fueron dejarlo en libertad. En su paso efímero en el Campeonato de Primera División con los Dantos conectó tres vuelacerca y bateó para .365 con 13 carreras impulsadas en 15 juegos disputados. Recibió la oferta de México, pidió autorización a la gente del Ejercito de Nicaragua, que dirigen al equipo y se le fue concedido.

Te puede interesar: Selección sufre baja de Elmer Reyes, pero están listas las variantes y abridores

No obstante, nada ha sido de color rosa para Reyes. Debutó hace 10 días ante Moncloa como tercera base y segundo bate, se fue en blanco (3-0) aunque recibió una base por bolas. «No pasa nada», seguro pensó Elmer, «es el primer juego». Luego pasó de cuarto bate, siempre como antesalista y se tragó dos ponches. Posteriormente, ante el débil equipo de Laredo fue colocado en la tercera posición al orden y tampoco reaccionó. Así ha pasado en sequía en seis desafíos hasta ser octavo al bate y luego dejado en el banquillo en el último duelo del equipo.

Este fin de semana juegan ante Oaxaca y lo primero que tratará Reyes es salir de ese desierto. Conectar ese primer imparable que despierte a la fiera consumada que es.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: