Dos mujeres indias al frente de misión lunar

El jefe de la Organización de Investigación Espacial de la India, K. Sivan, llamó al despegue del Chandrayaan-2 "el comienzo de un viaje histórico de la India hacia la luna".

Además de dar una nueva dimensión a las ambiciones espaciales de la India, destaca que dos mujeres estén al frente de la misión, por primera vez en ese país: las científicas Muthyya Vanitha, izquierda, y Ritu Karidhal, derecha. Voz de América

NUEVA DELHI — India lanzó con éxito una ambiciosa misión hacia un área inexplorada de la luna con el despegue de un cohete desde Sriharikota, en el este del país.

En una hazaña lograda por solo tres países hasta el momento: Estados Unidos, Rusia y China, el proyecto apunta a hacer un alunizaje y sellar la reputación de la India como una potencia espacial líder.

El lanzamiento, el lunes por la tarde, se produjo una semana después de que la misión fue abortada abruptamente menos de una hora antes del despegue debido a un «obstáculo técnico».

Además de dar una nueva dimensión a las ambiciones espaciales de la India, destaca que dos mujeres estén al frente de la misión, por primera vez en ese país: las científicas Muthyya Vanitha y Ritu Karidhal.

Puede interesarte: Llegada del Apolo 11 a la Luna: los 13 minutos en los que toda la misión estuvo a punto de fracasar

Después de una transmisión en vivo, el jefe de la Organización de Investigación Espacial de la India, K. Sivan, llamó al despegue del Chandrayaan-2 «el comienzo de un viaje histórico de la India hacia la luna».

Chandrayaan-2 es la segunda misión de la India al satélite. La primera, en 2008, no involucró una sonda robótica en la superficie lunar.

Ocurre en un momento en que el vecino cósmico más cercano de la Tierra emerge nuevamente como el foco de exploración de los países que viajan por el espacio y dos días después de las celebraciones del 50 aniversario de la llegada a la luna del Apolo 11.

India espera convertirse en el primer país en realizar estudios sobre el Polo Sur de la Luna, donde ningún país se ha aventurado hasta ahora.

El desafío clave vendrá después de 48 días cuando el módulo se separe de la nave espacial principal para alunizar. «Llegará el día D y ese día experimentaremos 15 minutos de terror para garantizar un alunizaje seguro cerca del Polo Sur», dijo Sivan.

Puede leer también: Neil Armstrong fue el primero en llegar a la Luna, pero su vida ha sido un enigma

Si tiene éxito, un explorador de 27 kilogramos transportado por el módulo de alunizaje buscará agua y minerales y realizará experimentos durante dos semanas en la superficie lunar para establecer el «registro fósil» del sistema solar. Puede viajar hasta medio kilómetro desde el módulo y enviará datos e imágenes a la Tierra.

Chandrayaan-2 es el proyecto espacial más ambicioso de India hasta la fecha y espera demostrar la destreza tecnológica del país. El orbitador, el módulo, y el vehículo de exploración involucrados en la misión han sido diseñados de forma autóctona. «Haremos que la bandera india vuele alto en el área de tecnología», dijo un optimista Sivan después del lanzamiento.

Aunque su programa espacial es más pequeño que el de países como Estados Unidos y China, la India ha establecido objetivos ambiciosos y espera realizar una misión espacial tripulada para 2022.

India también está sellando su reputación de llevar a cabo misiones espaciales que cuestan una fracción del dinero gastado por países occidentales. El precio de la más reciente misión lunar es de unos $ 141 millones.