Mantiene apuesta en jóvenes: Sergio Iván Rodríguez inscribe a cuatro jugadores de 17 años en primer equipo del Real Estelí

Desde su torneo de debut, el Clausura 2019, el entrenador mostró plena confianza en los jugadores talentosos que surgen en las divisiones inferiores del club

El delantero Patrick Huete marcó cuatro goles con la Sub-17 y ahora asciende al Real Estelí. LAPRENSA/CORTESÍA/ FENIFUT

La era de Sergio Iván Rodríguez al frente del Real Estelí se está distinguiendo, a primera vista, por la apuesta a los jóvenes. Desde su torneo de debut, el Clausura 2019, el entrenador mostró plena confianza en los jugadores talentosos que surgen en las divisiones inferiores o que han sido reclutados por el club.

El Clausura llamó la atención por la apuesta en dos porteros jóvenes Kenet Bautista (20) y Denvern Fox (22), quienes se repartieron junto a Esdras González (27) los primeros siete partidos. También contaba con el volante Ricardo Rivas, quien no solo jugaba por la regla del menor, sino porque se ganó minutos por su desempeño. Para el Apertura 2019, los tres se mantienen y subieron a tres juveniles de 17 años y uno de 18, algo que al menos se había visto en los últimos 20 años.

Se trata del contención Harold Medina (17 años), los delanteros Edgar Castillo (17) y Patrick Huete (17), más el lateral izquierdo Orlando Centeno (18). Ninguno ha debutado en Liga Primera, pero sí lo han hecho en el equipo como es el caso de Medina, quien debutó en un partido de Copa Nicaragua este año.

Jóvenes con proyección

Medina y Huete tienen grandes proyecciones en el futbol nacional. Medina está llamado a ser eje del medio campo del Tren del Norte y selecciones nacionales en el futuro. Se perdió el último Campeonato Sub-17 de Concacaf porque le negaron la visa, mientras Huete brilló terminando líder goleador del grupo de Nicaragua con cuatro tantos en ese mismo torneo.

Harold Medina y Patrick Huete son los jugadores más adelante de grupo, pero eso no les garantiza nada en el futuro. El enfoque en su trabajo es lo que determinará todo, por lo tanto Edgar Castillo y Orlando Centeno tendrán las mismas oportunidades.

Ninguno la tendrá fácil para jugar. La idea del equipo es foguearlo y ver cómo evolucionan para que sigan creciendo dentro del equipo o cederlos a otro donde puedan jugar más y mantener su proyección.