Banca nacional le da leve «respiro» a las reservas internacionales brutas, que caen a menor ritmo que 2018

El monto total de las reservas brutas hasta junio permitió una cobertura de 2.56 veces la cobertura de la base monetaria (es decir el dinero en circulación y en las arcas del sistema financiero nacional), “resguardando la estabilidad del régimen cambiario”, aseguró el BCN.

dólares, Nicaragua

Las Reservas Internacionales Brutas (RIB) cerraron el primer semestre de este año en 2,194.5 millones de dólares, 67 millones de dólares menos con relación a diciembre del año pasado y menor en 459.7 millones de dólares respecto a la primera mitad del año pasado.

El informe monetario actualizado ayer por el Banco Central indican que el comportamiento de las RIB estuvo ligado a la variación de las Reservas Internacionales Netas (RIN) que en junio experimentaron una ligera mejora con respecto a mayo, impulsado principalmente por préstamos externos al sistema público no financiero, captaciones de depósitos monetarios, un préstamo del Banco Centroamericano de Integración Económica, entre otras.

En total, en junio a las reservas internacionales netas ingresaron 92.6 millones de dólares de distintas fuentes, pero el banco debió hacer efectivo obligaciones por 61.5 millones de dólares, que incluyó el pago de deuda externa por un monto de 39.8 millones de dólares.

Lea además: Empleo, salarios, impuestos… Estos son los 10 indicadores económicos que el BCN no divulga para ocultar el estado de la recesión en Nicaragua

El monto total de las reservas brutas hasta junio permitió una cobertura de 2.56 veces la cobertura de la base monetaria (es decir el dinero en circulación y en las arcas del sistema financiero nacional), “resguardando la estabilidad del régimen cambiario”, aseguró el BCN.

No obstante, el nivel de cobertura en junio de este año está muy por debajo de lo registrado antes del estallido de la crisis política en abril del año pasado, el cual superaba tres veces la cobertura de la base monetaria.

Del reporte se desprende que uno de los elementos que estaría soportando las reservas brutas internacionales es el sobre encaje legal, el cual hasta junio superaba con creces el 15 por ciento mínimo requerido, principalmente para los depósitos en moneda nacional.

El encaje legal —que no es más que una reserva que los bancos deben tener en el BCN del total de sus depósitos captados del público—, hasta junio se ubicó en 19.8 por ciento para las cuentas en moneda extranjera y 24.8 por ciento en moneda nacional.

“Esta es una manera de extraer liquidez de la economía, el incremento del sobre-encaje en moneda local. Pero no tenemos a mano el panorama monetario del BCN para ver el papel que juega este sobre-encaje”, explicó un economista, que prefiere no ser citado.

Lea además: BCN lleva 35 días de secretismo sobre debacle económica de Nicaragua

Otro factor favorable

Otro elemento que ha favorecido a que las reservas internacionales se reduzcan, a menor ritmo que el año pasado, es la pérdida de fuerza en la salida de depósitos en el Sistema Financiero Nacional.

Entre abril y diciembre del año pasado en promedio se perdieron por mes noventa millones de dólares, pero este año el ritmo de salida se ha estabilizado en promedio superior a los diez millones de dólares.

La salida masiva de depósitos en la banca ocasionaba que el Banco Central le inyectara liquidez a las instituciones financieras para que estas pudieran hacer frente a sus obligaciones. De hecho esta fue una de las principales razones de por qué las RIB sufrieron el año pasado fuerte deterioro.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: