Zona de Strikes: Elmer Reyes, salida dura, pero necesaria

Elmer Reyes es el mejor jugador disponible para la Selección Nacional, pero al viajar a México demostró que no estaba comprometido con el equipo nica que va a los Panamericanos

Yanquis y Boston

Edgard Rodríguez C.

Incluir a Elmer Reyes en la Selección Nacional de Beisbol no garantiza una medalla en los Juegos Panamericanos de Lima, pero sin duda, llevarlo hacía mejor al equipo y quizá incrementaba sus opciones de una presea en Perú.

Está claro que Reyes es el mejor pelotero actualmente en el país. Lo ha probado por donde ha pasado. Y aunque hasta cierto punto es libre de moverse en la dirección que desee, debe saber que cada decisión tiene consecuencias.

Y de acuerdo a lo que se ha informado, Elmer se marchó a México por una mejor oferta. A eso no le veo nada de malo. Pero es claro que no tenía un verdadero compromiso con la Selección. De otro modo, habría continuado aquí.

Y ahora sale a la luz que al partir, haciéndolo casi de forma sigilosa, informó a los Dantos contra el tiempo y no procedió a comunicarlo a la Comisión de Beisbol, la que ahora lo acusa y sanciona por abandono de equipo.

Hay diversas interpretaciones sobre el alcance de la sanción. La Comisión aplica el artículo 27 del Reglamento de Ética y Disciplina para suspenderlo un mes. Pero hay quienes indican que era el artículo 26 que habla de un año.

Eso lo vamos a dejar a los expertos, pero el artículo 26 habla de abandono sin causa justificada. Y la causa por la que se marchó Reyes, fue por una mejor oferta. Él es un jugador profesional y los Dantos dejaron que se fuera.

No obstante, mi punto es su ausencia en la Selección. Probablemente se va a sentir mucho. Sin embargo, Feniba hace bien al dejarlo fuera e ir a Lima con los jugadores que siempre estuvieron comprometidos con este desafío.

Una cosa es un line up con Reyes como segundo bate y segunda base, y otra sin él. Es tan buen pelotero Elmer que ayudó a Panamá a ganar la Serie del Caribe y no llegó a las Mayores por asuntos fuera del terreno de juego.

Pero la lección para Reyes y para todos los peloteros, es que hay reglas, algunas hasta no escritas, con las que tenés que comprometerte para ser parte de un proyecto, en el cual el talento es clave, pero también la disciplina.

Ojalá la ausencia de Elmer lejos de crear una hendidura en el equipo, se convierta en una motivación para la tropa que anhela una medalla en un evento de mucha exigencia.

No voy a criticar a Elmer porque se fue. Es libre de hacerlo. ¿O nosotros no nos movemos a donde nos parece más conveniente? Ahora, cada decisión tiene consecuencias y hay que asumirlas.

Sigue a Edgard Rodríguez en Twitter: @EdgardR