“El Ejército no tiene estructura ni equipos para el orden público”, asegura el general de Ejército, Julio César Avilés

Asegura que según la ley esa es labor de la Policía; y mantiene la posición que estableció el Ejército hace 15 meses, que la salida a la crisis debe ser el diálogo

El jefe del Ejército de Nicaragua, general Julio César Avilés, afirmó que esta institución no tiene base legal, ni estructura ni equipamiento para desarmar a los grupos parapoliciales que surgieron en el país desde abril de 2018 para reprimir las protestas en contra del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

Lea además: Daniel Ortega arriesga más de 4 mil millones de dólares con su peligroso acercamiento a Irán

Durante una reunión este jueves con directores de medios de comunicación para anunciar la jornada de celebración del 40 aniversario de la fundación del Ejército, Avilés respondió a preguntas sobre la actuación de las fuerzas parapoliciales durante la represión y dijo que a diferencia de la legislación y la organización de las fuerzas armadas en otros países, el Ejército de Nicaragua “no tiene estructura ni equipamiento para esa misión (de control del orden público). Nuestro concepto doctrinario está respaldado en la defensa integral de la Patria y la seguridad de nuestro país”.

Avilés dijo que “es a la Policía a la que le corresponde ejercer sus funciones de orden público y es ella la que en el marco de lo que tienen instituido en su ley, en la ley policial, de la forma que más conviene proceder en sus niveles de actuación».

Puede interesarle: Policía Orteguista prohíbe marcha convocada por estudiantes

Desde que inició la crisis en el país, diferentes sectores le han pedido el Ejército que desarme a los grupos parapoliciales, cuya función, ampliamente documentada por organismos defensores de derechos humanos tanto nacionales como internacionales, fue asesinar con armamento de guerra a quienes se manifestaron en contra del orteguismo.

“Nosotros somos muy respetuosos; yo no quiero evadir este tema bajo ninguna circunstancia. De frente lo hablo, de frente lo digo, como lo hemos hablado con mucha gente y como lo estamos hablando aquí. Aquí creo yo que todos los nicaragüenses en primer lugar queremos estar tranquilos, estar seguros, estar en paz, resolver nuestros problemas”, dijo Avilés.

Lea también: Sanción de Estados Unidos a Óscar Mojica es un mensaje para el Ejército, según expertos

Agregó el general de Ejército que “la Constitución nos manda a ser no deliberantes, pero la no deliberación nuestra no es solo en lo político. La no deliberación nosotros también la interpretamos en que no debemos invadir aspectos que no nos corresponden ni mandata la Ley. A mí no me gusta que desde otras instancias traten de incidir en alterar lo que nosotros hacemos en el marco legal que nos da la Constitución y las leyes”.

El diálogo como salida a la crisis

El general asimismo expuso que el Ejército siempre ha abogado por el diálogo como salida a la crisis en Nicaragua y fue la primera institución en respaldar el proceso de negociaciones entre el Gobierno y la Alianza Cívica, que inició el 27 de febrero de este año, pero que está paralizado desde mayo debido a la negativa del régimen de abordar los temas de democratización y justicia.

“El día 21 de abril del año pasado hicimos nuestro primer comunicado, llamando a buscar la solución por la vía del diálogo y desde el 21 de abril nos hemos mantenido en esa misma posición”, aseguró Avilés.

Lea además: Socióloga Elvira Cuadra: “Ejército sigue en un estado de evasión respecto a la crisis que vive el país”

“En febrero de este año (volvimos) a plantear de manera pública que deberíamos de buscar las soluciones por la vía de los consensos necesarios para reencauzar al país por los senderos de la estabilidad y la tranquilidad, y fundamentalmente de asegurarnos la paz”, agregó.

Denuncia campaña en contra del Ejército

El jefe militar además negó que de sus almacenes hayan salido las armas que se usaron durante los meses más violentos de la represión en Nicaragua.

“Comenzaron a decir (en redes sociales) que nosotros habíamos sacado unos tanques a la calles, falso (…) Después (dijeron) que nosotros suministrábamos armas, no hay una sola arma que haya salido de los almacenes nuestros. Nosotros nos enfocamos en medio de toda esta grave situación que despuntó en el país a partir de abril en proteger, por orden del presidente de la República, protegimos los objetivos vitales para el funcionamiento de la nación”, dijo.

Lea también: “Pensé que me iban a matar”: El testimonio de María Adilia Peralta, presa política excarcelada, detenida por el Ejército de Nicaragua

El organismo internacional de derechos humanos Amnistía Internacional afirmó que al menos siete tipos de armas de uso militar fueron utilizados durante la represión. Estas armas eran exhibidas por civiles a los que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) calificó de parapolicías ya que actuaron en conjunto con miembros de la Policía. Esas armas también están en los inventarios de las unidades de Fuerzas Especiales de la Policía Orteguista.

Asimismo denunció, durante una reunión por los preparativos del 40 aniversario de fundación de la institución, que esta ha recibido ataques, en referencia a los señalamientos de que el Ejército es cómplice de la represión.

“Barbaridades nos han dicho y hubo ataques, aquí tenemos contabilizados nosotros casi 200 ataques, inclusive a familiares y nosotros sabemos quiénes están detrás de eso”, aseguró.

Puede interesarle: Ejército de Nicaragua reitera su respaldo al diálogo entre Alianza Cívica y el Gobierno

De igual forma dijo que a la institución no le afectan los comentarios en redes sociales y medios de comunicación en contra de ellos.

“Aquí nos enmarcamos en lo que es la Constitución y las leyes, más nada. Y no son aquellos que hacen opinión aquí pensando que el Ejército de Nicaragua con sus opiniones se va a sentir presionado, no, no nos van a presionar”, afirmó.

Lea además: Mueren tres personas, entre ellas un soldado del Ejército, en un enfrentamiento en San José de Bocay, Jinotega

“Término paramilitar es incorrecto”

Sobre estos grupos armados, el jefe del Ejército dijo que la institución no acepta el término “paramilitares” porque el paramilitarismo surge “de estructuras económicas o intereses económicos o políticos que organizan fuerzas como las autodefensas de Colombia o fuerzas que son estructuradas al margen de la ley por militares”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: