Real Madriz luce vulnerable y parece candidato al descenso

Los madricenses dejaron ir a jugadores importantes y no los sustitutos no dan las mismas garantías

Álvaro Bermúdez, capitán y jugador más experimentado del Real Madriz. LA PRENSA/ARCHIVO

Los plantillas necesitan de un par de pilares o jugadores líderes para aspirar a un buen funcionamiento colectivo y competir. Si eso se obtiene en cada línea, hay más probabilidades de evolucionar en cada partido y llegar a puestos impensados. Esa teoría o máxima futbolística no aplica en el Real Madriz.

Puede interesarte: El esperado regresado de Luis Manuel Galeano lidera proyecto de renovación de Municipal Jalapa

El conjunto somoteño luce vulnerable y parece destinado a ser el último lugar del Torneo de Apertura, que despega este sábado. La salida de algunos jugadores establecidos o de experiencia no fueron sustituidas por otros del mismo perfil, al menos eso es lo que percibe al observar su nómina.

José Estrada, portero colombiano; los defensores Ender Rivas, el mexicano Edder Mondragón, el colombiano Cristhian Cabria y Jason Downs; los volantes Hayder Calero, el delantero colombiano Marlon Barrios y el atacante hondureño Erlyn Ruiz integran el núcleo fuerte que antes poseía el Madriz y ahora, de entrada, los que llegaron no inspiran las mismas garantías.

Lea además: Deportivo Las Sabanas: el equipo que solicita ayuda económico a sus aficionados para lograr estabilidad

Apuesta arriesgada

Desde la Segunda División arribaron el portero Levi Castillo, Manuel Ortega y Roger Trujillo. Gezer Gradiz regresa después de dos años de ausencia, el delantero Amfed Luquez, desaparecido hace una temporada, el volante Sergio Ivan Rodríguez, el mexicano Fernando Ramírez, el central hondureño Daniel Suazo y el central colombiano
Josué Ramírez Asprilla completan las nuevas incorporaciones del Madriz.

Asprilla militó en la Sub-20 del Santos Laguna de la Liga MX y quizás puede convertirse en un referente al igual que Suazo, quien viene del Atlético Esperanzano de la Segunda hondura, y Ramírez. Sergio Iván, de 19 años, es un volante con buenas condiciones que llega para tener más minutos y terminar de mostrar su potencial. Luquez, de 20 años, busca resurgir luego de estancarse, tras debutar con la Selección de Futbol. Esta es su gran oportunidad.

El resto del plantel son jugadores norteños de perfil bajo, a excepción de Álvaro Bermúdez, quien luce como el más experimentado de todos (junto al delantero Ulises Rayo) para conducir un grupo que parece vulnerable y es candidato a sufrir. El mayor reto será para el entrenador Miguel Ángel Sánchez, quien en el pasado tuvo un buen desempeño y ahora llega con más limitaciones para intentar mantener alto el listón.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: