Asedio de la Policía Orteguista no detiene protestas azul y blanco

Cecilia Sequeira y Roberto Briones fueron dos de los detenidos a los que se logró identificar, pero también se reportaron otras personas desaparecidas. Horas después, la PO liberó a todos los detenidos

Policía Orteguista, protestas, Nicaragua

Los estudiantes y ciudadanos que se manifestaron en el área de estacionamiento del edificio Pellas se pintaron las manos de blanco, en señal de que la lucha cívica es limpia y sin armas. LA PRENSA/J. FLORES

El desproporcionado despliegue policial en Carretera a Masaya no logró impedir las manifestaciones civiles que demandan la salida de Daniel Ortega del poder.

Aunque no fue posible realizar la marcha convocada por los estudiantes, los opositores lograron hacer plantones en el sector de la Carretera a Masaya que la Policía Orteguista (PO) intentó reprimir con bombas aturdidoras, tirando piedras y chibolas (o canicas de vidrio) y deteniendo a los manifestantes.

Lea además: Así te contamos el asedio de la Policía Orteguista a las manifestaciones en Managua, Masaya y Matagalpa

Cecilia Sequeira y Roberto Briones fueron dos de los detenidos a los que se logró identificar, pero también se reportaron otras personas desaparecidas. Horas después, la PO liberó a todos los detenidos, confirmaron organizaciones civiles este jueves.

La detención de Sequeira y Briones fue la más mediatizada, porque se dio en medio del plantón que se realizaba en el sector conocido como “zona Movistar”, en Carretera a Masaya, en Managua. Ahí se concentraron los estudiantes que convocaron a la marcha, respaldados por otros grupos de ciudadanos.

Desde las primeras horas de la mañana de este jueves, la Policía Orteguista se mantuvo en la Carretera a Masaya, principalmente en la rotonda Centroamérica y la rotonda Jean Paul Genie, donde se desarrollaría la marcha de los estudiantes. LA PRENSA/J. FLORES

Más de diez policías se abalanzaron sobre Sequeira y Briones, los golpearon y los arrastraron hasta las patrullas policiales, mientras los demás manifestantes corrían atemorizados.

Al otro lado de la carretera, en la parada de buses, se pudo observar que los policías tuvieron altercados con civiles que se quisieron sumar a la protesta, pero los uniformados se lo impidieron.

Vea también: Cinco videos que demuestran la represión policial a las protestas en Managua este jueves

Mientras tanto, los policías antidisturbios cercaron totalmente la “zona Movistar” y no permitieron que se acercaran más manifestantes ni otros medios de comunicación que quisieron llegar después.

Protesta en el edificio Pellas

Adicional al plantón que se logró hacer en la “zona Movistar”, en sustitución de la marcha convocada a las 2:00 p.m., dos horas antes otro grupo de estudiantes y ciudadanos se manifestó en el complejo del edificio Pellas, ubicado también en Carretera a Masaya. La mayoría de los ciudadanos se pintaron las manos de blanco, como señal de que la lucha cívica es limpia y sin armas. Durante esta manifestación, la PO también mantuvo cercado este edificio y se dedicaron a tirar canicas a los manifestantes.

Puede interesarle: Las imágenes de la represión policial contra manifestantes en varios puntos de Managua

La PO se colocó en todos los accesos del edificio con patrullas y numerosos policías antidisturbios.

Guillermo Incer Medina, miembro de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), quien participó en este platón, dijo que estas manifestaciones se están haciendo en conjunto con diferentes organizaciones opositoras y que son parte de un plan de actividades para presionar la búsqueda de una salida negociada a la crisis, como lo propuso la Resolución sobre Nicaragua aprobada en la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), el pasado 28 de junio.

Momentos en que un joven es detenido por la Policía Orteguista (PO) por manifestarse contra el régimen de Daniel Ortega, en el sector de la Carretera a Masaya, en Managua. LA PRENSA/J. FLORESIncer aseguró que seguirán buscando maneras pacíficas de manifestarse, para que a nivel nacional e internacional se sepa que en Nicaragua sigue pendiente la justicia para las personas asesinadas por la Policía y los parapolicías desde abril de 2018.

Lea además: Policías asedian a manifestantes en la Catedral de Matagalpa

El miércoles, la PO prohibió la marcha de los estudiantes, que realizaría en ocasión del Día Nacional del Estudiante, que se celebró el 23 de julio. En un comunicado, la PO argumentó que quienes solicitaron esta manifestación son drogadictos, vende drogas y tienen armas de manera ilegal.

Los estudiantes mantuvieron su postura de que iban a realizar la marcha, pese a la prohibición.

La protesta de los opositores se caracteriza por los colores azul y blanco de la Bandera Nacional. Los manifestantes, además de demandar la salida de Ortega y su esposa Rosario Murillo, del poder, también piden justicia por las más de 325 personas asesinadas desde el 19 de abril, cuando comenzó la represión policial y paramilitar contra las protestas civiles.

Lea también: Estudiantes presentan recurso de revisión por prohibición de la marcha por parte de la Policía

Piquete en Catedral

Otro grupo de autoconvocados se dio cita en los predios de la Catedral Metropolitana para exigir justicia y la liberación de Nicaragua de la dictadura de los Ortega-Murillo. A pesar de que la Catedral estaba rodeada de la PO, y en un principio hasta se cerró la vía del costado norte de la rotonda Rubén Darío, los ciudadanos llegaron para alzar su voz, cobijados por la bandera azul y blanco.

“Nosotros luchamos y exigimos la libertad de expresión, queremos que este gobierno llegue a su fin por tanta corrupción y por todos nuestros hermanos asesinados”, dijo uno de los adolescentes que participó en la protesta.
Durante la protesta, un señor resultó herido en el rostro por una pedrada que lanzó un oficial.

La movilización transcurrió sin mayores incidentes y sin reportarse algún caso de secuestro.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) se pronunció ante el asedio policial contra los manifestantes y aseguró que «para normalizar el proceso político en Nicaragua es esencial el más pleno respeto de derechos políticos fundamentales como la libertad de expresión, reunión, asociación y derecho de protesta y el cese de la represión». 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: